<< Alvarez Botello Vicente Indice A
 

 

Álvarez Burneo Daniel

Por ascendencia materna tengo el honor de pertenecer a la familia Álvarez Sánchez. Por esta circunstancia conocí, desde mi infancia, a Daniel Álvarez Burneo que, con el andar del tiempo, fue mi dilecto amigo. Le serví como secretario durante algunos años. Nuestra amistad fue inalterable. Estuve presente en su muerte acaecida el 4 de agosto 1936, hace 55 años. Por estas razones, he creído de mi deber recordar a las actuales generaciones los aspectos más importantes de la vida y la obra del más grande filántropo lojano.
Daniel Álvarez Burneo, nacido en Loja en 1878, fue hijo de don Daniel Álvarez Sánchez, acaudalado comerciante, y de la señora Amalia Burneo, propietaria de grandes haciendas. Acaso esta situación determinó, entre otras causas, que Daniel Álvarez Burneo haya llegado a ser próspero empresario agropecuario.
Sus estudios primarios estuvieron a cargo de sus tíos paternos, los canónigos Agustín, Eliseo y Manuel Álvarez Sánchez. Los secundarios los realizó en Quito, en el colegio San Gabriel.
Contrajo matrimonio con la dignísima dama Amalia Eguiguren Escudero. De esta unión nació un solo hijo, Daniel Álvarez Eguiguren.
La muerte arrebató a Daniel Álvarez Burneo, lo que más amaba: primero su esposa, que dejó a su hijo de tierna edad; luego Daniel Álvarez Eguiguren, cuando frisaba los veinte años; ulteriormente su anciano padre. Daniel Álvarez Burneo quedó solo en la ida cuando tenía cuarenta y seis años. Los proyectos  de nuevas nupcias jamás se realizaron.
Daniel Álvarez Burneo, inteligente y capaz, estuvo dotado de aquel singular donde gentes, también nominado bonhomía. Alegre, franco, sencillo, gran conversador. Hombre sin prejuicios sociales o de clase; pronto para comprender los acervos problemas humanos, y para ofrecer su generosa solidaridad. Según la teoría de la estructura corporal de Kretschmer, Daniel Álvarez Burneo, era de tipo atlético: alto de estructura maciza, de perfil anguloso, de formación ósea súper desarrollada, de tórax fuerte, de extremidades vigorosas.
En el proceso provincial de la Revolución Liberal, la familia Álvarez Sánchez jugó un rol significativo. Algunos de sus miembros lucharon en los campos de batalla. Daniel Álvarez Burneo fue un liberal auténtico. Como tal desempeñó la Gobernación de la Provincia en 1916 durante el Gobierno del Presidente Baquerizo Moreno, y posteriormente representó a Loja como Diputado a la Asamblea Constituyente de 1928 – 1929 convocada por el Presidente Provincial de la República Dr. Isidro Ayora Cueva.
Daniel Álvarez Burneo dirigía personalmente su gran empresa agropecuaria. Llevaba la contabilidad pertinente. Asistía diariamente a las labores de campo en la fincas de la hoya de Loja. Anualmente visitaba sus haciendas situadas en distintos cantones, con el objeto de efectuar los rodeos y respectivas hierras, y además, las cuentas con los arrimados o colonos. La típica hacienda lojana del siglo XVIII tuvo vigencia hasta la expedición de la primera Ley de Reforma Agraria en 1964. Daniel Álvarez Burneo representó al hacendado patriarcal que humanizó la relación propietario – trabajador. En sus haciendas compartía su mesa con los empleados. Jamás tuvo conflictos laborales y, de ningún género, con sus colonos.
Daniel Álvarez Burneo había viajado a diversos países de América. Recordaba el adelanto de la agricultura y la ganadería en Argentina, y la nueva agricultura Chilena a base del cultivo de pinos y de frutas. Admiraba el progreso permanente de la gran industria norteamericana.