<< Baez Marcelo Indice B
 

Babra Gilbert Marcia


Cuando habla de problemas Educativos o Sociales se apasiona intensamente, pero a pesar de eso mantiene una tranquilidad contagiosa. Viste informalmente, su apariencia no es de una ejecutiva.
Tremendamente ordenada, solo mentalmente porque esto no se refleja en su entorno físico, lo sintetiza todo, no puede funcionar sin un esquema racional, necesita ir de lo macro para entender lo particular.
Tras de un escritorio de piedra beige, destaca un mueble de madera en el que descansan libros y más libros, le gusta ahogarse en la literatura variada, lee siempre dos libros simultáneamente, uno técnico y otro literario, Velasco Mackenzie, Octavio Paz, García Márquez, Marcela Serrano, Isabel Allende y Cortázar son sus preferidos. En su rostro no hay rasgos de maquillaje, sin embargo, la sonrisa párense es su mejor fórmula de belleza.
Nació en Guayaquil el 30 de junio 1939, fue la única hija del primer matrimonio del doctor Roberto Gilbert Elizalde y Elizabeth Baquerizo. "pero tengo un montón de hermanos de ambos lados", dice. Se caso en 1964 con el chileno Miguel Babra Lión, se conocieron durante sus estudios en Francia.
"mi infancia fue una infancia feliz, interesante, expuesta a experiencias muy variadas. Compartir mucho con mis dos familias. En la familia Baquerizo toda la parte de los terratenientes de la costa. Además, la política. Mi bisabuelo fue Enrique Baquerizo Moreno. En el Gilbert la parte médica, social. Mi tía Aracelly –pintora- ha tenido mucha influencia en mí. Aracelly era muy vinculada en lo social, una mujer de avanzada.
Nosotros somos un resumen de nuestra trayectoria, eso somos todos los seres humanos, a más de las cosas que vamos sumando con nuestras vivencias", afirma Marcia.
Asumiendo una posición sincera nos confiesa: "yo le quiero decir que yo era sumamente ociosa, en toda la primaria fui osiosísima, de las peores de la clase, era muy alegre e hiperactiva. Yo tenía muchos intereses pero no me concretaba a quedarme sentada estudiando. Entonces en todo me iba mal", señala.
La transformación de su aprovechamiento estudiantil se produjo desde el primer año de secundaria. "yo me transforme, me hice muy aplicada, el cambio se lo debo primero a que madure y me tranquilice. Descubrí el placer del conocimiento y luego la influencia de dos maestras del colegio Americano donde yo estudiaba, la famosa miss Camacho y Abigail Pintado. Esas dos profesoras de secundaria, simplemente, por creer en mi me transformaron. De allí ya mantuve un nivel de auto exigencia".
Su espíritu de organización y liderazgo se pone de manifiesto cuando comenta: "en la secundaria era tremenda, de armas tomar, era compañera de Pancho Huerta, me encantaba meterme en la política, siempre era candidata a presidenta de la clase. En los Estados Unidos fui Presidenta del grupo de estudiantes Latinoamericanas, allí me comenzó a salir el lado de dirigir, organizar, eso me gusto".
Cuando termino la secundaria, entro a estudiar técnicas de laboratorio y decidió que lo que le interesaba era trabajar con la gente. Surgió la oportunidad de irse a Francia, el proyecto original era estudiar idiomas y una vez allí descubrió un mundo extraordinario. Desde el punto de vista intelectual y cultural.
"Allí me vi rodeada de una ciudad y un país de una cultura sumamente estimulante. La gente que va a Francia va a nivel de postgrado. En este lugar me encontré con investigadores, con personas que estudiaban energía nuclear, halle sociólogos, pintores, fue como un desafió descubrir ese mundo, una vez que termine de estudiar –la parte de idioma- me oriente a la psicopedagogía, le plantee a mi familia mi deseo y ellos me apoyaron y me quede por cinco años, el ultimo año con beca del gobierno Francés.
Yo empecé sola. Me abrí con dos o tres alumnos privados, comencé dando conferencias en la Cruz Roja, después conseguí una cátedra, fui profesora de la primaria generación de psicólogos, luego cree el área de pedagogía terapéutica de la Facultad de Ciencia Medicas, fui abriendo campos, yo no iba a esperar que alguien viniera y me dejara tome aquí está un cargo para usted, yo tenía que hacerlo todo", indica.

Meta de juventud
Sobre las metas de juventud, Marcia Gilbert de Babra explica: "índice FASINARM, siempre hay apoyo familiar moral y en cuanto a contactos; pero eso es lo critico, no esa ayuda de ponerle a la niña las cosas fácilmente, como entregarle el consultorio ya equipado o construirle a la niña la escuela. Yo no sentía que era difícil emprender y así lo hice.
FASINARM es una gran obra. "yo creo que ha sido la obra a la que le he dedicado más años de vida, y tengo el orgullo de decirlo que ahora funciona sola, que como estructura técnica y como organización hace sentir su peso en el país, pues ayuda a muchos niños y capacita a mucha gente. Sin embargo, siento la tristeza de que en estos veintisiete años de trabajo no hemos logrado todavía resolver la parte financiera, todo lo contrario van creciendo las necesidades día a día.

Su Trabajo en INNFA
En la época del presidente León Febres Cordero, colabora con María Eugenia Cordobés, primera dama de ese entonces a INNFA, donde hizo un trabajo a nivel nacional y ya no se limito a retardo sino a otros campos como el maltrato infantil, madres solteras, el PREMI, prevención, vacunación, desarrollo del voluntario. "En el INFA hay experiencias buenas y malas, la experiencia más dolorosas es la impotencia que uno siente ante las miles de solicitudes que llegan de todos los rincones de la patria de víctimas de enfermedades o problemas sociales, ver a niños con enfermedades extrañas, niños con síndromes tan extraños como los niños peces, y cada caso más grave que otro.
Una madre que suplica que no deje morir a su hijo y saber que la operación de un niño de esos significa los recursos que podrían salvar a miles que morirían con diarrea simple. A mí como persona me cambio mucho, me dio una visión macro de las cosa, me dio madurez para enfrentar problemas, me hizo un poco más solidaria y perder parte de la fe en el sector publico".
En la actualidad se desempeña como directora de la escuela de comunicación Mónica Herrera. "al inicio de esta actividad creí que me alejaba del punto de partida y que yo nada tenía que hacer aquí, pero a medida que paso el tiempo supe que toso mis años de maestra fue una experiencia que puedo transmitir en estas aulas. Y en cuanto a comunicación. Yo había realizado muchos cursos internacionales cuando estaba en INNFA, para lanzar campañas masivas como la del PREMI o de Vacunación, campañas difíciles por la diversidad de mentalidades a las que iban dirigidas. Los habitantes de la Sierra son diferentes a los de la Costa y los de las ciudades a los del área rural.
Todo esto me dio la seguridad que estoy haciendo un trabajo eficiente en este campo. Debo mencionar que los programas de Marketing y Publicidad vienen de Chile con profesores a tiempo completo.
Luego de reflexionar por breves momentos comenta: " creo que haciendo un balance general de mi vida, he hecho muchas cosas, iniciado obras que he visto florecer, pero también creo que la vida se va muy rápido".