<< Bedón Martín Indice B
 

Bedón y González de Agüero Pedro

Pero Pedro Bedón, en su testamento otorgado también en Riobamba el 18 de Junio de 1579, afirmo expresamente: "Confieso y declaro que soy casado legítimamente con Juana Díaz de Pineda hija de Beatriz Díaz de Pineda y del Capitán Gonzalo Díaz de Pineda".
En su testamento, otorgado en Riobamba el 10 de Junio de 1579, declaro que era natural de Miñón, en las montanas que estaban junto a Medina del Pomar del Condestable de Castilla. Fueron sus padres Pedro Bedón y Magdalena González de Agüero. Su abuelo Hernán González de Agüero le había dejado en Villanueva de Ribacardo una viña, con casa y tierra de resembrar. Además, en Medina de Pomar, unas casas principales en la calle mayor, de tres soberados que daban a una cerca del monasterio de San Francisco; tierras, detrás de la Horca y una huerta con parrales y frutales con una fuente al medio y otra tierra, de nueve fanegas de sembradura, a la entrada del campo de San Andrés.
El 10 de Mayo de 1565, Pedro Bedón dio unas declaraciones en una probanza a favor de Juan de Padilla. En ellas declaro que era vecino de Quito, en donde conoció a Padilla y a su padre desde hacia veinte años. Entonces el declarante tenía cuarenta y nueve. Tuvo ocasión de conocerlos, porque "estuvo mucho tiempo en casa del dicho Juan de Padilla, que fue su minero mas de siete años". Además fue testigo de cómo "Juan de Padilla el mozo, cuando en esta ciudad mataron a Pedro de Puelles, capitán de Gonzalo Pizarro, salió con sus armas a la voz del Rey en servicio de Su Majestad".
El dato de Pedro Bedón como minero se confirma con su presencia en la casa de fundición a quintar oro por la cantidad de ciento diez y nueve pesos de oro el 18 de Mayo de 1548 y de sesenta y seis el 16 de Marzo de 1549 (1) A principios de Enero de 1.564 fue nombrado mayordomo de la Ciudad de Quito, a lo que se opuso el Corregidor Salazar de Villasante, alegando "que no había menester la ciudad mayordomo que fuese santero y que anduviese asentando los cofrades de Nuestra Señora del Rosario". (2)
Cuando Pedro Bedón fue llamado a declarar en el juicio de residencia a Salazar de Villasante. a mediados de 1564, expuso que estaba de vuelta de Riobamba, en donde pensaba establecerse, seguramente por tener allí sus bienes su suegra doña Beatriz Díaz de Pineda.
En 1575 Pedro Bedón aparece como vecino de Riobamba, nombrado por el Cabildo de Quito como Juez de Comisión en la administración de la justicia pública y la protección de los naturales de esa Villa. (3)
Debió morir en Riobamba en Junio de 1579. En el testamento que otorgo el primero de ese mes, declaro que era su voluntad ser sepultado en la iglesia mayor del pueblo donde muriera y si en Quito, en la Capilla de Nuestra Señora del Rosario. Tenía en Riobamba su Casa junto a la de su yerno Francisco Tenorio Vergara; además una estancia en Columbe y otra de cuatro caballerías junto a Guamote. Dejo fundada una capellanía que rentaba treinta y seis pesos anuales.
Pedro Bedón de Agüero caso en Quito con Juana Díaz de Pineda. Respecto a la fecha del matrimonio, no se puede señalar sino deductivamente. Fray Pedro Bedón, que fue el hijo mayor, por devoción a Santo Domingo, los padres del niño Pedro lo vistieron con el hábito dominicano.
Cuando el Padre Jerónimo de Cervantes estableció por primera vez en Quito la Cofradía del Rosario, eligió por mayordomo de ella a Pedro Bedón do Agüero. La
asiduidad del mayordomo en asentar los nombres de los cofrades le valió del Corregidor Villasante la tacha de que era un "santero", que no hallaría tiempo para ser a la vez mayordomo de la ciudad que le había elegido para ese cargo en 1564.
Cuando vino a Quito Fray Pedro de la Pena en 1566, el niño Pedro contaba ya diez anos. No le pareció bien al Obispo que el pequeño llevare por devoción el habito, por lo cual insinuó a sus padres que se lo quitasen Meléndez refiere que el niño lloro el despojo y tuvo por primera vez la visión de la Virgen María que le aseguro que vestiría el habito de Santo Domingo. Con resolución de hacerse dominico, Pedro estudio latín en el convento.
El habito vistió canónicamente al cumplir los catorce años, o sea, hacia 1570, de manos del Padre Fray Domingo de Valdés.
Después del ano de noviciado comenzó el curso de Filosofía. Al Padre Valdés había venido desde Lima a reemplazarlo el Padre Fray Juan de Aller, hijo del convento de San Pablo de Córdoba de la Provincia de Andalucía. "Le enviaron, los superiores por Lector de Artes al convento de San Pedro Martin de la ciudad de San Francisco de Quito, donde acabado su curso fue maestro de Estudiantes y Lector de Teología en que se perfecciono y consumo de manera que sin duda fue uno de los hombres n:Lis doctos Que tuvo en su tiempo la Religión" en una declaración que hizo el 3 de Octubre de 1588, a favor del Bachiller Cristóbal de Tamayo, afirmo que tenía entonces treinta y dos anos de edad (1). En otra declaración, pedida por Juan de Quiroz, el 5 de Octubre de 1605, dijo tener cuarenta y nueve años (2). El cotejo de las dos fechas señala el año 1556 por data del nacimiento de Fray Pedro. Puede, pues, concluirse deductivamente que el matrimonio de sus padres se verifico el ano anterior, o sea 1555, cuando don Pedro Bedón frisaba en los treinta y nueve años y Juana Díaz de Pineda apenas poseía los quince. Al matrimonio aportó doña Juana dos mil pesos de dote y mil don Pedro Bedón.
El hogar fue aumentando a medida del nacimiento de los hijos. Don Pedro, en su testamento, declaro que dejaba por hijos legítimos de matrimonio, a Fray Pedro, a Beatriz, Martín, Isabel, María, Juan, Francisco, Diego y Magdalena, total nueve hijos que llevaban el apellido del padre. Aunque Bate llama a todos con el apelativo de Bedón, sin embargo algunos de ellos eran reconocidos por el de los abuelos. En una descripción de los vecinos del corregimiento de Riobamba, practicada en 1606, se lee lo siguiente:
"Juana Díaz de Pineda, mujer de Pedro Bedón y Agüero, criollo de la ciudad de Quito, tiene dos hijos legítimos, al maestro Díaz de Bedón en la Orden de Predicadores, fundador de la Recoleta en la misma ciudad de Quito ,. Fray Juan de Bedón de la Orden de Agustinos y Martín de Bed6n de Agüero de edad de cuarenta años y Pablo Bedón de Agüero de seis anos, solteros criollos de la Ciudad de Quito y a doña Beatriz de Pineda mujer de don Francisco Tenorio de Vergara y dona Gracia de Pineda mujer de Diego Gómez de la ciudad de Rábida de Robles y a dona Magdalena de Pineda mujer de Fernando Fernández de Alcocer".