<< Burbano Aguirre Julio Indice B
 

Barona Mariano

Nació en Ambato, allá por el año de 1825. En sus venas corría sangre ecuatoriana. A su padre, don José María Barona, colombiano, rudamente se le persiguió porque de manera decidida abrazara la causa de la emancipación. Y su abuelo materno fue de los que como representante del pueblo de Ambato, firmo el acta de ratificación.
Grito revolución del 10 de agosto de 1809.
De quince años de edad llego a nuestro suelo. Para encarrilarse con el. Para adquirir vínculos que definitivamente unieran el destino del hombre con los destinos de la tierra. Don Mariano Barona, nacido en Ambato, llego a ser rioense.
Aunque sus primeras actividades en el territorio de lo que después fue provincia de Los Ríos. Estuvieron dedicadas a la agricultura, después de poco tiempo de creada aquella y conociendo García Moreno los altos quilates de Barona, lo designo gobernador.
Y fue tan correcto en la administración de la provincia que aquel mandatario con los mejores elogios le ratifico su confianza. Esto pese a la circunstancia de la filiación política de Barona que se orientaba hacia un liberalismo moderno como tal acudió a las filas del ejército que se organizara en Guayaquil contra Borrero, y combatió en los Molinos (4 de diciembre de 1876). Después volvió a colocarse frente a los destinos de la provincia. Allí estaba cuando se produjo la dictadura de Veintimilla, y combatí por ella siendo derrotado con el batallón "Babahoyo", en San Andrés. Sus biógrafos han tratado de justificar esta quiebra de Barona que no se compadece con la rectitud ciudadana que fuera su mejor divisa, diciendo que apto el nuevo estado de cosas y lo defendió, solo por consecuencia política, por disciplina militar. Pero inmediatamente quiso retirarse a la calma de la vida privada sin lograr conseguir autorización, y antes por el contrario, despertando sospechas del gobierno. En Enero del 83, en escaso pero reforzado grupo de compañeros ataco la guarnición de Babahoyo y tras largo combatir, rindió la plaza, hecho este de gran trascendencia para facilitar el triunfo definitivo de los que defendieron la causa de la restauración.
El triunfo de Babahoyo hizó que fuera aclamado por el pueblo con el título de General, título que aunque ratificado por el Gobierno, posteriormente, la legislatura no quiso reconocérselo.
Con la división de Vanguardia por la organizada dentro de la cual figuraba la columna "Libertado muerte", en la que formaba una brillante y aguerrida porción de juventud rioense y guayaquileña, contribuyo a la toma de Guayaquil el 9 de julio de 1883.
Nombrado ya, desde antes de la entrada a la ciudad, comandante General del distrito del Guayas, apenas alcanzó el triunfo sobre la dictadura, re anuncio tal situación, retirándose con licencia, la tranquilidad del hogar. Pero de seguida se le pidió aceptar la gobernación de Los Ríos la cual también renuncio después de poco tiempo.

En 1890 asistió a las cámaras legislativas en calidad de senador, elegido confidencialmente, a la vez, por las provincias de Bolívar y Los Ríos.
El 9 y 10 de enero de 1883 se combate en Babahoyo y al triunfar los revolucionarios proclaman general a don Mariano Barona y lo nombra Jefe Civil y Militar de la Plaza.