<< Carcelen Larrea Mariana Felipa Indice C
 

Carcelén Larrea Mariana

Doña Mariana heredo los títulos mobiliarios de la casa, por derecho de primogenitura, después de la muerte de su padre. Cuando el General Antonio José de Sucre llego a Latacunga, el 2 de mayo de 1822, en su avance a la libertad de Pichincha conoció en el regio baile que ofreciera el cabildo de dicha villa a la picaresca y bella Doña Mariana Teresa, prendándose tanto que después de poco se casaba por medio de poder, mientras el se encontraba organizando la republica de Bolivia en calidad de su primer Presidente. De este envidiable matrimonio para la época nació la niña Teresa de Sucre y Carcelén, la hermosa heredera de las gloria del Mariscal de Ayacucho, pero que, por fatalidad, murió a la edad de tres años, envolviéndose su sentido desaparecimiento en las sombras conjeturales de cierto crimen que la tradición atribuyera a su padrastro general Isidoro Barriga, sin que la acusación se comprobara fidedignamente después. Doña Mariana Carcelén y Larrea se desposo con don José Modesto Larrea y Carrión, hombre de letras y de lento: se graduó en la universidad de Santo Tomas en los derechos Civil y Canónico, ocupando poco tiempo después la Rectoría del prestigioso Establecimiento, luego la Vicepresidencia de la Republica, la Plenipotencia en Colombia, Francia, España y el Vaticano, debiendo el país "contarle entre sus más ilustres servidores.

Nació en Quito y fue bautizada por un tío suyo, el Dr. Don Antonio Cancelen y Sánchez de Orellana en la capilla del Sagrario, el 27 de julio de 1805, siendo su padrino su abuelo materno. Don Manuel Larrea y Jijón. Le fueron Impuesto los nombres de Ana, María, Francisca, Felipa, nombres que después los modifico tomando el de Mariana, tradicional entre sus ascendientes por línea materia.