<< Casanova Pedro Indice C
 

Casares Camilo

Los médicos que ejercen en Quito son clasificados para el pago del impuesto profesional, correspondiendo a la primera clase el doctor Camilo Antonio Casares.

A principios de 1871 había 104 enfermos en el Hospital San Juna de Dios, atendidos por un Medico y Cirujano. Para fines de año, hubo el cirujano doctor Camilo Casares con el sueldo de 400 pesos anuales.

En 1870 el ministro de lo Interior se empeño en hacer conocer en Europa las propiedades anticancerosas del CONDURANGO, que aseguraba el doctor Eguiguren lo venían usando en ulceraciones, dermatosis rebeldes y tumores ulcerados los hierbateros, curanderos y en medicina Casera, con la confianza pública. El Ministro se dirigió el Cirujano del Hospital de Quito Doctor Camilo Antonio Casares, haciéndole saber el envió de cincuenta libres de Condurango a Londres y Paris, para que sea conocido y apreciado por las sociedades científicas, opinando que el envió debe ir acompañado de las correspondientes a observaciones y estudios médicos sobre las experiencias en el Ecuador, los mismos que solicita el doctor Casares, quien se apresuro en preparar un extenso informe y recomendó mandar hojas, flores y frutos de Condurango, con el que dice haber tratado: cáncer del muslo y de los parpados, sífilis, ulceras escrofulosas y blenorragia. Señala que en uno de los casos curados, porque los que anuncia dice haberlos curado, hubo divergencia de opinión con el doctor Egas, según se hizo constar en la historia clínica correspondiente, en la que dicho caso apareció haberse curado con aplicaciones de Cascara de huevo. Se trato según el Doctor Casares, de un cáncer ulcerado.

El doctor Casares publico en el N° 425 de El Nacional, en el año de 1871, sus observaciones sobre el tratamiento del cáncer por el condurango.