<< Cevallos Benigno Indice C
 

Cevallos Cristóbal

Aunque era de ingenio agudo e ilustración no escasa, padecía, no obstante, ha flaqueza de tenerse por favorecido del Cielo con dones sobrenaturales: una mañana hacia 1700 festejando el día de su cumpleaños se hallaba sentado en la mesa almorzando, acompañando de sus amigos, cuando de repente comenzó a dar gritos y a hacer exclamaciones, con grandes muestras de admiración y de asombro. ¡Madre mía!, decía ¡Que aparición!....habla servido a los comensales una empanada, puesta sobre un pedazo de papel blanco, y es las manchas que el aceite en que sido frita la empanada, formara sobre el papel, se le figuro el Oidor ver una imagen clara y perfecta de la Santísima Virgen: creyó que era una aparición celestial, un milagro; y lo más curioso del caso fue que a ese papel sucio le rindió culto, y hubo sacerdote que se prestara para celebrar Misa en honra de lo que se apellidaba" nuestra Señora de la empanada". Por Fortuna, el obispo Guevara, por medio de la Inquisición, hizo perseguir y castigar estas supersticiones ridículas. El doctor don Cristóbal de Cevallos era natural de la ciudad de la Plata, en la actual Republica de Bolivia; y por parecer religioso, deshonraba la religión.