<< Egui Manuel Indice E
 

Eguiguren José Javier

Encargado del poder.- 1875 septiembre 16 - diciembre 10.- Sr. Dr. José Javier Eguiguren Ministro de hacienda (por enfermedad del Ministro del Interior).
Pero fue la curación de una india de la población de Malacaros lo que había despertado interes en el doctor José Javier Eguiguren, quien dio a conocer el hecho en 1866. El condurango que dizque era bueno para curar el cáncer. El doctor José Javier Eguiguren, Medico lojano, aseguraba en 1870 que fue el quien dio a conocer las propiedades anticancerosas del Condurango, denominado CUNCURANGO (Bejuco de cóndor en quichua quiteño), una liana de su provincia de nombre botánico CONOLOBUS CONDURANGO, lo mismo que de la CHUQUIRAGUA (Chuquiraga insignis), un arbusto de la misma provincia, según aseguraba. El arbusto formó parte de la fitoterapia aborigen y ya fue mencionado por el Padre Velasco. El Cundurangu no fue conocido ni apreciado sino después de la conquista: crece en el trópico y climas subtropicales del oriente del Ecuador, Colombia y el Perú. En 1870 el Ministro de lo Interior se empeñó en hacer conocer en  Europa las propiedades anticancerosas del CONDURANGO, que aseguraba el Doctor Eguiguren lo venían usando en ulceraciones, dermatosis rebeldes y tumores ulcerados los hierbateros, curanderos y en medicina casera, con la confianza pública. El Ministro se dirigió al Cirujano del Hospital de Quito, Doctor Camilo Antonio Casares y Paris, para que sea conocido y apreciado por las sociedades científicas, opinando que el envió debía ir acompañado de las correspondientes observaciones y estudios médicos sobre las experiencias en el Ecuador, los mismos que solicita al Doctor Casares, quien se apresuró en preparar un extenso informe y recomendó mandar hojas, flores y frutos de CONDURANGO, con en que dice haber tratado cáncer del muslo, de los párpados, sífilis, úlceras escrofulosas y blenorragia. Señala que en uno de los casos curados, hubo divergencia de opinión con el doctor Egas, según se hizo constar en la historia clínica correspondiente, en las que dicho caso parece haberse curado con aplicaciones de cáscara de huevo. Se trató según el doctor Casares, de un Cáncer ulcerado. El informe sigue con la acción fisiológica y formas de aplicación de las comunicaciones sobre las propiedades del Condurango, Firmadas por los doctores Rafael Villavicencio, Miguel A. Egas, Antonio Rivadeneira y Nicolás Egas.