<< Espinoza Álvarez A. Indice E
 

Espinoza Tamayo Luis

Nace en Guayaquil, el 8 de Junio de 1893
Dr. En Farmacia 23 de junio de 1920
Profesor de la Universidad de Guayaquil 1919-1920-1921-1922-1923-1924-1925
Director del Laboratorio Químico Municipal
El Dr. Luis Espinoza Tamayo, con motivo de su cumpleaños El Distinguido Homenajeado nació en Guayaquil el 8 de junio de 1893 siendo sus padres Don Joaquín Espinoza, comerciante quiteño y Doña Dolores Tamayo, Presidente de la Republica (1920-24) Las primeras letras recibió en la escuela de la Srtas. Gallegos Naranjo, luego estudio en su casa con profesores particulares y finalmente la secundaria en los Colegios San Gabriel, de Quito y Vicente Rocafuerte de Guayaquil donde se graduó de bachiller en abril de 1912 con sobresaliente. Ese mismo año fue becado por el Gobierno del Gen. Plaza para estudiar Química en la Universidad de Lausana (Suiza), posteriormente practico en el Instituto Pasteur de París y en los Laboratorios Municipales de la ciudad Luz. En 1917 regresó al Ecuador  con el título de “Químico analítico” y Doctorado en Ciencias Naturales (Física y Química) y revalidó su título mediante exámenes teóricos y prácticos rendidos en la Universidad Central, ya que en Guayaquil aún no existía dicha especialidad. En 1918 inicia la enseñanza de Química en nuestra Universidad siendo designado profesor de Química Biológica. En 1919 pidió y obtuvo del Consejo Universitario la función de la Escuela de Farmacia, adscrita a la Facultad de Medicina, siendo profesores los Dres. Aquiles C. Rigail, Carlos A. Rolando y Luis Espinoza Tamayo y se adquirieron los aparatos necesarios para la instalación de un laboratorio de Química. El Dr. Espinoza se dedicó a la docencia por muchos años, habiendo desempeñado diversas cátedras tales como la de Química aplicada, Geología y mineralogía, así formo la de Industrias Agropecuarias, por el lapso de 45 años. Simultáneamente ejerció la dirección del Laboratorio Municipal desde 1920 realizando análisis de calidad de los alimentos y publico “El consumo higiénico de los alimentos en la ciudad de Guayaquil”, folleto que se repartió gratuitamente para su divulgación nacional. Fue el descubridor en Guayaquil del parasito “trichina Spiralis” en las carnes de cerdo que se consumían libremente Muchos otros trabajos fueron publicados en la revista médica de la Sociedad Médico Nacional, principalmente sobre el aprovechamiento de las aguas del rio Daule, probando que era relativamente fácil su potabilización a base de filtraciones y del uso del cloro y sulfató de aluminio, método que luego fue puesto en práctica por la compañía White y aun se sigue usando en “La Toma”. Su labor en el laboratorio Municipal terminó en 1935, fruto de sus experiencias fue un interesantísimo folleto con ilustraciones relacionado con las medidas de higiene que se debían adoptar en la producción, trasporte y consumo de leche. Este trabajo fue reproducido con elogios en la Revista de Haciendas, de Washington, donde se lo recomendó como “modelo” para los países latinoamericanos y en el Diario “El comercio” de Rio de Janeiro. El Dr. Espinoza aconsejaba el método de satanización de la leche que habiendo sido inventado en Italia había dado muy buenos resultados en Straburgo (Alemania) A partir de entonces se había divulgado por el mundo y era lo más aconsejable en ciudades de clima cálido como la nuestra. La Municipalidad acepto la propuesta y en 1935 designó al Dr. Espinoza con el cargo de Químico y Director técnico del Laboratorio, cargo que desempeño dos años, retirándose a su laboratorio particular, donde laboró por más de 20 años consecutivos. Posteriormente fue designado Químico de la Aduana, de la Oficina Agropecuaria del Litoral y del Banco Central, para análisis de oro. En 1957 concurrió como representante de la Universidad de Guayaquil Simposium de Energía Nuclear en Brookshaven (USA) sobre aplicación de la energía nuclear con fines pacíficos. Entonces tuvo oportunidad de iniciar una nueva profesión, la de introductor en nuestro país del conocimiento atómico. Con tal motivo visito los centros más importantes en esta materia, tales como el de Argone, Oak Reach, etc. Y obtuvo del Dr. Antonio Parra, rector de nuestra Universidad la creación de una cátedra para la enseñanza del uso y manejo de los radioisótopos y la fundación del instituto de Energía Nuclear para dicho uso y enseñanza. Al Dr. Espinoza le correspondió inaugurar la cátedra de “Física Nuclear y del aplicaciones de Radioisotopía”, establecimiento contactos básicos con la universidad de Mayaquez en Puerto Rico. Igualmente consiguió la instalación del primer laboratorio nuclear del país que se  instaló  en la facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de nuestra Universidad dictando cursos teóricos y prácticos entre 1958 y 1964, año en que se acogió a la jubilación dspues de mas de 45 años de enseñanza. El Gobierno nacional le otorgó la COndecoracion de la orden Nacional al Mérito y sus alumnos le rindieron varios homenajes de amistad y simpatía. Actualmente se encuentra retirado y gozando de perfecto estado de salud. Vive en su villa del barrio del Salado con su esposa Doña Maruja Zevallos Jijón de Espinoza y su hijo el Dr. Javier, sociólogo. Su hijo Pepe es sacerdote salesiano con residencia actual en Quito y su hija Maruja, profesora concertista de piano está casad con un diplomático americano y reside con sus hijos en el exterior.