<< Freire Fernando Indice F
 

Freire Icaza Agustín Alberto


Una personalidad guayaquileña de la generación a la que le correspondió participar en las luchas sociales de carácter moderno que se iniciaron en el Ecuador  como consecuencia del desarrollo del capitalismo y del surgimiento del proletariado nacional.
Agustín Alberto Freire Icaza nació en Guayaquil el 10 de febrero de 1883 durante la guerra civil para derrocar al General Veintimilla, el 9 de julio de ese año.
Freire creció en los años de lucha entre liberales y conservadores, triunfando los primeros el 5 de junio de 1895. El 10 de junio, a los cinco días de la victoria, se organizó la Sociedad Mutualista de Vivanderos que al, mismo defendía sus intereses y los de la transformación liberal, para lo cual creaba de su propia iniciativa el destacamento militar “Columna de Vivanderos”.
Freire estudió tipografía en la Escuela de Artes y oficios de la Sociedad Filantrópica del Guayas, graduándose como profesor de la materia el 20 de diciembre de 1896, a los 13 años diez meses. Desde entonces y hasta su muerte el 26 de febrero de 1950, fue sucesivamente operario, ayudante y Director-Profesor del Taller en el que estudio. Es decir que durante 57 años (1893-1950), fue obrero y formo obreros.
Desde el 12 de unió de 1896 entró al movimiento obrero en el club Guayas de Instrucción, Recreo y beneficencia y continuo en el mismo hasta el día de su muerte.
Desde enero de 1895 ingreso al cuerpo de Bomberos de Guayaquil en el que militó también hasta su muerte, habiendo ganado el grado de comandante del Cuerpo.
También formó parte del Ejército Nacional al que ingresó al Batallón No. 239, el 25 de junio de 1910, recibiendo el grado de Capitán.
Agustín Freile formó parte de la pléyade de obreros que tuvieron una destacada actuación política y de servicio a la comunidad, poniéndole su sello de clase obrera a sus actuaciones. Fue concejal de Guayaquil por varias ocasiones, y diputado al Congreso Nacional.
Freire jugó un papel destacado en el movimiento sindical por su espíritu de clase, dándole a esta un sentido de independencia e iniciativa.
La clase obrera ha existido desde hace mucho tiempo, pero solo se trasforma en proletariado cuando surge la industrialización del país como consecuencia del desarrollo capitalista que en el Ecuador  adquiere características propias alrededor de 1914. El proletariado ecuatoriano, por otra parte, recoge las experiencias del proletariado mundial cuyo movimiento lleva más de siglo y medio, y se beneficia del internacionalismo proletario, singularmente de las luchas de los obreros europeos y norteamericanos. 
Es asi como Freire es uno de los propulsores de celebración del 1º de mayo en el Ecuador, jornada que gana las calles en 1913 y obtiene el reconocimiento legal en 1915. El 1º de mayo es fiesta universal de los trabajadores; acción de masas que cumple el primer centenario, precisamente en 1896.
En el primero de mayo el proletario se ratifica en la lucha por limitación de la jornada de trabajo; en el principio de la huelga general; en el Internacionalismo proletario como instrumento de solidaridad; y en la dignificación del trabajo haciendo de la fecha una fiesta.
Fue autor de la ley Reglamentaria del Trabajo presentada en la Cámara en 1920 y que fue aprobada en 1921.
En el Segundo Congreso Obrero de octubre de 1920, fue el Secretario General, y en él sostuvo las posiciones de independencia de la clase obrera, deslindamiento entre maestro de taller y operario.
Este Congreso se destaca porque dio por superado el periodo de las Sociedades Mutualistas de Auxilios Mutuos y resolvió adoptar para de allí en adelante, los principios del Sindicalismo Moderno.
Cuando se produjo el movimiento huelguista de octubre y noviembre de 1922, fue uno de lo dirigentes, y recibió el encargo de trasmitir la Resolución de principios de la Gran Asamblea de Trabajadores de que los obreros se oponían al alza de los pasajes como condición para el aumento de salario. Las mejoras de salarios deben salir de las utilidades de las empresas y no del agravamiento de las condiciones de vida de todo el pueblo. Con motivo de la masacre del 15 de noviembre de 1922, fue uno de los dirigentes apresados.
Finalmente, queremos destacar que en su condición de tipógrafo, perteneció a un sector de la clase obrara que por obvias razones adquiría un nivel cultural mas elevado, lo que beneficiaba a la clase trabajadora en general. Lo mismo sucedia con los peluqueros. Solamente el desarrollo y democratización de la educación ha permitido que muchos obreros lleguen a los colegios y a las universidades. Freire devino pues en un literato y escribió obras como AÑORANDO EL PASADO, CORONA FUNEBRE DE TOMAS BRIONES TOLA, CONOCIMIENTOS PRELIMINARES DE TIPOGRAFIA, etc. Colaboró en periódicos y revistas, sobre todo en la REVISTA LA AURIRA, de la que fue poco, desde el taller tipográfico de la Filantrópica, ayudó a editar obras del “Grupo Guayaquil”.