<< Jaramillo Pérez Víctor Alejandro Indice J
 

Jaramillo Luciano


José María Aragundi y acción; E.M. Arosemena, Manuel Baluarte 1, Ana Boning de Puig 1. J.M. Butler 1, Luis Costa 1, Duran & CIA. 1, E.W. Garbe 1, P.P García Moreno 1, José Guillamet 1, Luciano Jaramillo 1, Miguel Juanola 1, López Hnos. 1, Antonio Madinya 1, José Marta 1, Gregorio Mascaron1, N. Moreno y Cda. 1 L. Sánchez Quintamar 2, E. Seminario 1, Seminario Hnos., Bartolomé Vignolo 1, Martín A, Icaza 1, Isidro Icaza quedando en poder del banco 3. El aumento de capital se contemplaba con 400 acciones al portador de 500 pesos cada una.

Hacia el año 1862 se hallaban en Guayaquil los notables escritores colombianos señor don juan Antonio calvo y Doctor Luciano Jaramillo, desterrados de su patria.
El 10 de enero de 1871; es decir, diez días después de la aparición de El Rosicler, circulo el primer número de la esperanza “periódico religioso y literario” figurando en el cuerpo de colaboradores al Sr. Luciano Jaramillo.
Los estatutos se publicaron en El Nacional del 9 de diciembre de 1886. Por ellos se conoce la lista de accionistas, que incluía a connotados comerciantes y barqueros, principalmente vinculados con el banco del Ecuador: Luciano Jaramillo.
Presidio la sesión don Antonio Madinya y actuó de secretario don Lisimaco Guzmán. Resultaron elegidos directores principales el doctor Luciano Jaramillo, Carlos Stagg, David López, Pedro Pablo Gómez y Homero Morla, y suplentes, Rodrigo Arrarte, Lizardo García, Enrique Rohde, doctor Agustín coronel m. y Adolfo Klinger. Presidente, como era de esperarse, fue designado Arosemena. Los nombramientos de gerente, Tenedor de libros y cajero, recayeron en las personas de Adolfo Hidalgo, con $ 200 mensuales de sueldo, Arcadio Arosemena, con $ 100 mensuales, y Juan Miguel Cornejo con $100 mensuales, y Juan Miguel Cornejo con $100 mensuales todos tres debían percibir sus sueldos desde esa fecha, pues debían preparar la apertura del banco al menor plazo posible. Para subvenir a los gastos preliminares, los accionistas debían entregar de inmediato el 2% de los valores suscritos.    
La escritura de constitución se firmaría el 21 de diciembre de aquel mismo año, ante el escribano Santiago Vallejo, y ya con el nombre definitivo de Banco Territorial. Dos días más tarde se hacia otro llamado del 23% de las suscripciones. Cupole recibir el primer préstamo de la Flamante institución al señor francisco E. Quezada el 24 de enero de 87, fue por $ 1.600, con cedulas hipotecarias del 7%. El segundo préstamo, esta vez por $2.000, se lo otorgo a la señora Josefa García, días más tarde. Para marzo del 87 el banco anunciaba que hacia prestamos en cedulas del 7% prestamos que eran pagaderos en 22 años. Mediante anualidades de 10.5% .