<< Jijón Coronel Timoleón Indice J
 

Jijón y León Tomas


Eclesiástico nacido en Quito en el año 1712.
Realizo estudios en el antiguo Colegio de San Fernando, obteniendo la investidura de doctor de la Universidad de Santa Tomas de Aquino. Hizo luego votos eclesiásticos. Debe destacarse que una vez fallecido el P. Tomas de Larraín, Tomas de Jijón y León fue asignado Procurador para la causa de beatificación de Mariana de Jesús, habiendo viajado con este objeto a Europa. Allí, en el año 1752, en Madrid, publico el libro: “Compendio histórico de la vida, virtudes y milagros de la venerable sierva de Dios Mariana de Jesús Flores y Paredes”.
“El P. Alonso Pinedo, dice P. Herrera (Antología de Prosadores Ecuatorianos), de la Orden de Santo Domingo y Catedrático de Filosofía de la Universidad de Valladolid, considero esta obra como una de las mejores que se habían escrito en aquel tiempo. “El estilo, dice es elevado y no faltan a su elocuencia los adornos propios de ella”. “No desatiende el autor, añade, la pureza y elegancia convenientes.
Don Juan Nieto Polo del Águila, nombro Procurador de la Causa en Roma, al Párroco de Cotocollao, Canónigo Don Tomas de Jijón y León.
Salió de Quito con destino a Roma el 15 de febrero de 1751 y llego a la ciudad Eterna en 1754. Acogido favorablemente, cumplidas las primeras gestiones de manera feliz, el Promotor de la Causa debió partir para España y al llegar a Madrid falleció de un ataque apoplético, en 1756. Esta desgracia habría paralizado la marcha de la Causa; pero, afortunadamente en la corte española habíase despertado gran interés por la extraordinaria vida de noble joven nacida en uno de los remotos dominios de la Corona en el nuevo Mundo; y el Consejo de Indias nombro el 26 de abril de 1757 a Don Bartolomé de Olaran para que en Roma continuara las gestiones iniciadas por el Promotor  Don Tomas de Jijón y León.
El doctor Don Tomas de Jijón, en su viaje a Roma, compuso el libro que titulo “Comprendió Histórico de la prodigiosa vida, virtudes, y milagros de la Venerable Sierva de Dios Mariana de Jesús, Flores y Paredes, conocida con el justo renombre de la Azucena de Quito”. Lo público en Madrid en 1754. Libro raro en extremo

Justo renombre de la Azucena de Quito, le dedica al excelentísimo señor Don Sebastián de Eslava, caballero del orden de Santiago, etc. Madrid, en la Imprenta de El Mercurio, por Joseph de Ortega, Impresor, año de 1754.

.