<< Jiménez José Florencio Indice J
 

Johonston, Phil


Una sustancia muy singular, que se halla en pedazos irregulares en las capas aluviales cerca de Daule. Podría ser explotada y utilizada, si formara masas más grandes o depósitos continuos. Pero por desgracia su yacimiento en irregular, hallándose diseminada en la profundidad de 2 a 3 metros en pedazos del tamaño de un puño o de una cabeza. Pertenece a las resinas fósiles y tiene el aspecto de una cera impura. La Fractura recién hecha tiene un color amarillo, pero se oscurece y se en negrece con el tiempo. La substancia es blanda y se deja rayar con la uña; en el calor se ablanda mucho y con 70°C. Comienza a derretirse. A la llama arde como una resina, desarrollando un olor singular pero no desagradable; frotándola despide un olor bituminoso. En alcohol, éter, benzol y trementina se disuelve en parte, quedando un residuo insoluble, lo que hace sospechar, que no tenemos una substancia mineral sencilla, sino compuesta. Por todas estas propiedades se acerca nuestro mineral al que Johnston analizo en 1838 y que llamo Guayaquilite, por hallarse “cerca de Guayaquil”.