<< La Condamine Charles Indice L
 

La Dondamine

 


La Condamine, sin duda menos apto que Bourguer para manejar las formulas, le aventaja dicen todos los críticos en el orden y el método, en el entusiasmo y el ardor para las empresas, en el eclecticismo de sus ideas y lo vasto de sus conocimientos. La supera sobre todo, en el arte de llamar la atención del público, de vulgarizar la ciencia volviéndola atractiva.
Su “Introducción Histórica”, en la relata con orden y claridad los trabajos de la expedición, puede considerarse como un modelo en su género. Su libro” medida de los tres primeros grados del meridiano” es notable por la nitidez con que se trata todas las cuestiones. Su “Relación abreviada de un viaje por el interior de la América Meridional”, es amena e interesante.
Sus cartas, sus poesías están llenas de esprit. En todas sus obras brilla el talento, la sutil observación, la sencillez y claridad propia del genio francés. La Condamine es, en realidad, una exponente del espíritu francés del siglo XVIII. Apasionado de la Filosofía, de las ciencias, de los problemas de la educación, acaso no son siempre muy profundas sus ideas sobre estas materias pero se ve en el avidez de instruirse, de investigar sobre los hombres y las cosas; un espíritu que pudiéramos decir aventurero en los campos del saber y dominado por la curiosidad y el afán de conocerlo todo.
Esta característica de su genio había de conservar toda la vida: A su regreso a Francia, después de hacer numerosas publicidades sobre su larga permanencia en América, parte para Italia llevado siempre de su deseo de ver lo desconocido.