<< Landivar Marcos A. Indice L
 

Landivar Zoila Ugarte

 


1911 el señor Luis Dillon, Director de “La Prensa” abandona su puesto en el periodismo para desempeñar la dirección de estudios de Pichincha, carga con el que ha sido merecidísimamente honrado, y que venía ejerciendo desde hace años con entusiasmo y notable acierto el señor coronel Don Nicolás F. López, actual director de “El Ecuador”. Así pues, como los señores Moreno y Jiménez se separaron igualmente con empleos del nuevo Gobierno, al frente del importante diario primero citado queda tan solo la varonil Zoila Ugarte de Landivar, como todo cuerpo de redacción. Es un caso sin antecedentes en la historia del periodismo ecuatoriano: una señora al frente de un periódico político que libra rudos combates y ha pasado por la criba de las persecuciones alfarista. Y lo hace admirablemente, sin ridículo mari machismo ni pizca de cursilería sentimental y versificante. Que forme escuela la buena, ni de carácter sino por sobra de egoísmo e interés personal, bueno es que las mujeres tomen la delantera diciendo con nobleza las cosas saludables y dando ejemplo de la angustia virtud del desinteresado patriotismo. Y lo que es a Zoila, no le compra el gobierno, ni con destinos ni muchísimo menos con carantoñas: ella es principalmente mujer casada y de honorabilidad insospechable.
La galantería que se debe a las damas me está imponiendo en este trance una devolución de los mencionados piropos; mejorados en tercio y quinto. ¿Pero qué le voy a decir a la respetable Landivar?. Porque en tratándose de mujeres casados se debe ir con mucho miramiento aunque hayan traspuesto la cumbre de la vida, con todas las consecuencias. Por mi parte, prefieren ver a esa amiga batiéndose como un hombre, con la diatriba, el razonamiento el enfadado siempre crepitante, que cantando con maullidos de gata viuda odas a la virtud, epitalamios a las flores, elogio: Zoila no hace versos.