<< Larrea Carlos Indice L
 

Larrea Carrión Francisco Javier

 


Francisco Javier de Larrea, en calidad de Regidor Perpetuo y procurador General del Cabildo de Quito, en unión del Regidor General Ramón Maldonado, del Gobernador Sánchez de Orellana y del Colector General Juan de Dios Álvarez, dirigiendo personalmente, en mayo de 1743, el trabajo del importante puente sobre el rio Perucho. Doña Polonia de Santa Coloma se desposo con el General Francisco Javier de Larrea Zurbano, hermano de Don Pedro Ignacio y tío de Juan Pio Montufar y Larrea. Ocupo las Alcaldías de Primero y Segundo Votos del Cabildo de Quito, fue su Regidor Perpetuo por muchos años y su Procurador General, obteniendo la Recaudación de Tributos de indios en el Asiento de San Vicente Mártir de Latacunga, pero que tanta desgracia que sus miles de pesos que abonara a la Real Hacienda para su remate los perdió en los continuos cataclismos y movimientos terráqueos producidos por las erupciones del Cotopaxi, y que acabaron con vidas sembríos y riquezas del ante prospero Asiento. Recurrió al Virrey de Santa fe, al fin de obtener alguna consideración y reparo a sus grandes pérdidas, pero sin haber sido oído, pese a sus gestiones por intermedio de sus parientes de Nueva Granada, entre ellos de los Maques de San Jorge. Y solamente años después, cuando ya había fallecido, se decreto la devolución de algunos miles a sus deudos, representados por Don Joaquín Montufar, hermano de Juan Pio, casado con la hija de don Francisco Javier de Larrea. El Virrey de Santa Fe le designo corregidor y Justicia Mayor de Quito y su cinco Leguas, ofreciendo el 17 de abril de 1752, Don Fernando de Heredia y Santana la “garantía de residencia”, correspondiéndole presidir los festejos con que celebra el cabildo de Quito el ingreso del Presidente de la Real Audiencia, Juan Pio Montufar y Frasso. En 1758 arrienda los tributos de Quito y sus cinco leguas, en 15.000 pesos por año. Fallece en casi absoluta pobreza, dejando a Doña Polonia s casita de altos, en la colocación de la catedral.