<< Larrea Carrión Modesto Indice L
 

Larrea Chiriboga Alberto

 


Abogado, político, escritor y hombre público. Nació en Riobamba.
Falleció en Quito, el 17 de enero de 1963. Notable ecuatoriano, periodista además. Poeta dueño de verso delicado, que hallo en Europa mayor experiencia para su estrofa:
Yo estaba viejo y solo. El tiempo
había dejado atrás vividos muchos años. Ya mi negro cabello emblanquecía,
y el corazón moría
cansado de contar sus desengaños.
Abandono la escritura de la poesía para seguiría sintiendo en sus adentros, sin dejar que salga al exterior. Mas pudieron en el los asuntos de índole económica y los tópicos jurídicos.
Del grupo de aquellos beneméritos ecuatorianos que constituyeron la sociedad jurídico Literaria. Asiduo colaborador de “El Día”. Sus actuaciones diversas lo identifican como hombre de bien, de esos constructores idealistas que en veces la sociedad no sabe comprenderlos (a Larrea si lo supo).
Luis Bossano pronuncio, entre otras, estas frases emocionadas al cumplirse el primer aniversario de la muerte de este importante ecuatoriano, en la sesión solemne organizada con este objeto por la Casa de la Cultura Ecuatoriana: “Conocí al Maestro en mi distante mocedad, cuando en el aula universitaria me fue dado el privilegio de disfrutar de sus elecciones. Era su palabra insinuante y persuasiva, vertida con la claridad y la llaneza propias de una genuina sapiencia. Con la solidez de la doctrina, con la tersura del pensamiento, reflejándose a toda luz por medio de la exposición transparente y precisa, ajustada a severas ordenaciones, supo dar a su cátedra las más acusadas características de eficiencia y atractivos sin iguales, rasgos estos entre los que irradiaba el aplomo del saber y la más penetrante compresión de los problemas de la Patria. En su ciudad nativa tuvo primordiales actividades directivas en la docencia; concurrió, como diputado y senador, en diversos periodos, al Parlamento de a Nación; fue un fundador eminente en la gran obra del Seguro Social Ecuatoriano; su extraordinario dominio en asuntos monetarios y cambiarios le condujo a las mas elevadas posiciones en la actividad bancaria nacional; integro cuerpos especiales de legislación; presidio comisiones máximas de la economía nacional; represento al país en delicadas misiones consulares en Europa; desempeño la cartera de Gobierno; dirigió, en fin, los negocios internacionales de la Republica también en la más alta jerarquía ministerial. Pero el Sr. Dr. Larrea no necesito detenerse a reparar en que la valía de un hombre no reside precisamente en alcanzar los altos cargos, sino en demostrarse digno de haberlos ocupado”.
Perteneció a la Casa de la Cultura ecuatoriana, sobresaliendo por su dedicación para los asuntos culturales y más que interesaban a la mencionada institución. Padre de Piedad Larrea Borja.