<< Larrea Villavicencio José Indice L
 

Larrea y Alvarado Venancio S.

 

En su acreditada revista “El Demócrata”, que editaba en esta ciudad por el año 1918, y en varios periódicos se dio a conocer como poeta de buenos quilates y fecundos.
La mujer guayaquileña, como que tiene un alma ardorosa, una brillante fantasía y un corazón sensible, apasionada; hija de una tierra tan fecunda, de preciosos ríos bosques poblados de palmeras y gigantescos y floridos arboles panoramas esplendidos, mañanas cálidas y crepúsculos vespertinos admirables, es aficionada al canto, a la música a la poesía.
No son numerosas las Náyades del Guayas que acuden a saciar su sed en la fuente de Aganipe y rinden culto a los musos; pero si son dignas de figurar entre los mas inspiradas del viejo y del nuevo mundo.