<< León Ricaurte Indice L
 

León Vicente

 


Hijo de José de León y de María Josefa Arguelle y Mercado. Rafael María Vásquez ejecuto su testamento.

En 1857 la fundación de Instituto Científico de Latacunga, debida a la patriótica generosidad del Dr. Vicente León avecinando en el Perú y fallecido poco antes en Cusco. Para hacerse cargo del establecimiento, vino llamado de Italia el insigne profesor D. Carlos Cassola quien, contando ya con un gabinete bien surtido, pudo entablar cursos de Química y Física experimental, con el propósito de ir agregando otros de Ciencias Naturales y Agronomía
El Filantrópico ejemplar don José Vicente León, nació en Latacunga en una mañana fría del mes de enero de 1773, abandonado en la puerta del matrimonio de José y de Josefa de León fue bautizado el 17 de enero siendo su padrino el Dr. Vicente de Zamora. Sus padres adoptivos le inculcaron las virtudes más nobles, le pusieron profesor particular y luego ya en la adolescencia lo enviaron a Quito donde se educo en el Colegio “San Fernando”, donde solicito una beca pero le fue negada, sin embargo trabajo en múltiples oficios hasta graduarse de Bachiller y luego ingreso a la Universidad de Santo Tomas donde se graduó de Abogado.
Ejerció la abogacía por un tiempo en Quito, luego viajo a Lima donde se destaco y gano mucho dinero. Paso luego al Cuzco y a Trujillo donde fue designado como Ministro de los Tribunales de justicia. Más tarde conociendo la capacidad y virtudes de tan destacado latacungueño, el Libertador Simón Bolívar le nombro Presidente de los tribunales de justicia del Perú. El 27 de febrero de 1839 sintiendo que se acercaba la muerte, llamo a un escribano y dicto su testamento en el que decía: “Todos mis bienes que alcanzan a noventa y un mil trescientos a noventa y ocho pesos y dos y medio reales, ordeno que se los envié a mi querida ciudad de Latacunga, para la fundación de un colegio, en donde aprenda ciencias la juventud de mi patria chica… esa juventud que es mensaje y es promesa.
De ese colegio deben salir hombres con espíritu vertical, despojados de egoísmos. Hombres desprendidos y generosos…hombres que hagan honor a la tierra que les vio nacer…yo muero tranquilo porque a todos he perdonado…

Al día siguiente de haber dictado su testamento, a las tres de la tarde del 28 de febrero de 1839, murió el compatriota y filántropo José Vicente León, cuya estatua luce en el Parque Central de la bella y señorial ciudad capital de la hermana provincia de Cotopaxi. Un gran Colegio lleva hoy su nombre, donde la juventud estudiosa de Latacunga pretende seguir su rutilante ejemplo. En Guayaquil un respetable plantel educativo particular, lleva con orgullo el inmortal nombre de Vicente León.