<< Ledesma Muñoz Eduardo Indice L
 

Ledesma Vásquez David

 


Nació en Guayaquil, el 17 de diciembre de 1934. Hijo de un hogar decente y culto. Tuvo para su educación refinados institutos de las principales ciudades del país. En 1952 publico “Cristal”, primer libro que según el autor contenga poemas que no son poemas. A pesar de la sinceridad en reconocer vacilaciones, en esta obra ya se manifiesta dotes personalísima. Pues el poema “Isla de infancia”, es en una brevedad iluminada que sobrecoge por su ternura y sencillez. Poema casi para niños por su lenguaje, pero escritos para el tiempo y los hombres. “en 1958 la revista de poesía Venezolana “Lirica Hispana” publico “Gris”, poemario que mereciera su segunda mención en el concurso internacional que patrocinara esa “Casa de poesía”. Los integrantes del jurado Hugo Emilio Pedemonte, Leopoldo de Luis y Jean Aristesieta, valores de la literatura hispana, premiaron al libro por “Denso y autentico”, porque “consigue con su combinación de elementos reales e irreales”. No fue el triunfo quien levanto a David Ledesma. Fue su aterradora humana poesía. Nadie antes que él, en el Ecuador, había expresado en ambiente de majestad, la ternura, la Psicología, la vida misma, azul unas veces, otras con negros nubarrones sobre el alma Joyería de imágenes son sus versos. Ataviados de finas parquedades entrañan y desentrañan mundos reales e imaginativos. Hombre inmensamente sensible y bueno, no encontró un mundo acorde para su trasparente paso, se sintió desolado, desamparado, desadaptado, inconforme. Ahondo su tragedia, busco disipaciones en terrenos amables y no amables, pero solo un simple, anhelo soluciones mediatas e inmediatas y las encontró en la muerte, la muerte le llego por propia voluntad, suicidándose el 30 de marzo de 1961 en su propia ciudad. David Ledesma Vásquez es el poeta que desde sus primeros versos llamo la atención de críticos nacionales y extranjeros. León de Greif lo comparo Barba Jacob y aun le encontró superior en fuerza dramática. Los poemas que aparecieron en “Triangulo” y que llevan el título de “Los días sucios”, tienen una temática más desgarradora en cuanto a Psicología personal. El poeta denunciaba su tragedia, ya no en palabras sino en gritos, cada silaba es una palada de tierra encima de su voz.
Sabía que iba a enmudecer para siempre y por eso se acogió al mito del cisne que canta mejor, para morir.
En su intento de liberación emocional, se acerco a la política. Viejo a Cuba y a su regreso nada dijo: callar era mejor, el se llevo el secreto. El Ecuador  perdió un poeta de magnitud y avance. Sobre su constelada tumba hoy se levanta el esplendor de su inmortalidad en la poesía.

Publico los siguientes libros: “Cristal” 1953; “Club 7 de poesía”, en colaboración con otros jóvenes poetas de su generación, 1954; “Gris”, (Lirica Hispana-Caracas, 1958); “Triangulo” en compañía de Ileana Espinel y Sergio Román, 1960; “Antología General”, (Poemas editos e inéditos Lirica Hispana Caracas, 1962).
El Núcleo del Guayas de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en 1962, con el objeto de honrar su memoria y la calidad de su obra, publico una edición póstuma de sus poemas con el nombre de “Cuaderno de Orfeo” 1962.
“el verso de David Ledesma ha recogido lo que los siete arcángeles del Apocalipsis recibieron en encargo para derramar sobre la tierra: las siete copas de la ira. Hermosa poesía; hermosa como un grito, como un coagulo, como una mordedura; hermosa como un ángel derrotado, como el balbucir de un niño; como postrer suspiro de descanso. Porque grito, coagulo, mordedura, ángel, voz y luz que hiere es el verso de David. Todo esto engarzado en una lagrima invisible, intangible, lagrima única y eterna, circular, como el arrepentimiento ¿por qué? De Dios” según Francisco Delcasty.
Dentro de la camisa del poeta, la noche del suicidio, encontraron un poema de trágica emotividad, hondamente significativo. El poeta al despedirse del mundo había escrito “El poema final”.

Tú me has dado tan solo tu presencia,
tu sonrisa, y a veces tú aliento
una proximidad y nada más.
Yo te regalo un muerto. Cuídalo bien.
es tuyo solamente recuérdalo
Cierta fecha de octubre
porque donde tu naces yo termino.                  
                                                                                                             (Fragmento de “El poema final”).
Este bardo, romántico así haya quien diga lo contrario, ha sido considerado como uno de los más altos y perdurables creadores de poesía en Ecuador. El dejo de tristeza le acompaña siempre; su verso tiene la esencia triste de antaño y la forma ágil del vate del presente.