<< Levi Castillo Piedad Indice L
 

Levi Castillo Vicente

 


Caso en la Literatura Ecuatoriana es el de Vicente Levi; de repente, en forma denodada se lanza, sin que la crítica, ni nada por el estilo, lo detengan. Sobresaliente es su perseverancia en su tarea de escribir; su arrojo, que a veces pasa el análisis de todas las facetas de su personalidad, en varios planos, especialmente psicológicos, quedara a flote un escritor que tiene de ancestro riquísimo filón intelectual, escritor de estilo rápido, de temas sociales enfocados desde ángulos diversos y novedosos, por cierto.
Enrique Noboa Arizaga afirma: “hombre amable y generoso, para la vida artística ha preferido llamarse Vicente Levi. En su actividad política, es nada menos que el honorable Diputado Vicente Levi Castillo, fogoso orador parlamentario, conductor de masas humanas, técnico en asuntos petroleros, rectilíneo y vertical en sus principios. Vicente Levi es hombre de “oficio” en la dura y hermosa tarea de escribir. Ajeno a influencias foráneas, su estilo es simple, redondo, sin artificios ni retorcimientos ni de fondo ni de forma. Es quizá, un escritor que quiere llegar a sus lectores en la misma forma como crea sus universos de ficción: así llama y sencillamente, como un trasunto fiel de la simplicidad de su alma noble y valiente; como un testigo únicamente de los grandes dramas que sacuden la humanidad contemporánea. Escritor, músico, científico, político; he aquí el marco en que encuadra su actividad vital este hombre de futuro insospechado en la Literatura de su patria. Esto es Vicente Levi: hombre, sobre todo”.