<< Ligua Gregorio Indice L
 

Linares Gabriel

 


Aun los Oficiales Reales, prohibidos como estaban de tener negocios de cualquier especie en la ciudad, se dedicaban con frecuencia a esas actividades. El Tesorero Gabriel de Linares pese a la prohibición, “continuaba el contratar (por 1643) teniendo aserradero de madera donde trabajan cantidad de carpinteros y esclavos suyos para granjear con algunos de navíos, pilotos y otros particulares.

Del Tesorero Gabriel de Linares se denunciaba (1643) que “Había hecho unas casas que arrendaba a todos los mercaderes de vino y ropa de contrabando que iban a parar a aquel puerto por lo que llevaban fuera de registro. Simplemente haciendo la vista gorda a las continuas burlas de las disposiciones relativas al comercio marítimo como no lo hubieran podido hacer ejerciendo a conciencia su oficio. No era codicia lo que impulsaba a las autoridades locales a estas incorrecciones; trataba a veces simplemente de la necesidad de subsistir.
A los sueldos bajos se les reducía las medias anatas (el 50% del sueldo del primer año) y los gastos de traslado, para hacer imposible la vida con los ingresos legítimos.


En 1636 Gabriel de Linares tenía una casa de techo con paja y bijan.
En 1637 Tesorero de la Real Hacienda. En este Cabildo pareció el Alférez Gabriel de Linares y presento con poder que tuvo del señor Fiscal de Quito una Provisión despachada por la Real Audiencia de Quito, en da por nula la elección de Alcaldes de este año.