<< Llanos Pedro Ignacio Indice L
 

Llerena José Alfredo

 


Nació en Guayaquil, en julio de 1912. Realizo estudios en la ciudad de Quito, graduándose de Bachiller en el Colegio “Mejía”, optando, luego, como profesor de la Facultad de Filosofía y letras de la Universidad Central. Ha sido Profesor del Colegio “24 de mayo” y Director de la Escuela de Ciencias de la Información de la Universidad Central, Presidente de la Unión Nacional de Periodistas.
Pertenece a varias instituciones culturales, entre ellas a la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Su labor en el periodismo es diaria y meritoria y por varios años ocupa la función de jefe de Información de “El Comercio” de Quito, uno de los más prestigiosos diarios nacionales. Ha viajado por países de Europa y América.
Entre sus obras anotamos: “Arquitectura del Acuario”, que le valiera un premio nacional; “Agonía y paisaje del caballo” buen libro de poesía; “Segunda vida de una santa” (cuentos); “Frustración política en 22 años”, en donde incursiona con acertada nota critica nuestro panorama desconsolador de la vida política del país. “La pintura Ecuatoriana del siglo XX”, demuestra su versación en el arte pictórico, habiendo escrito este libro en colaboración con Alfredo Chávez, “Generación”, poesía; “Hebra de tiempo”, 1972. Escribe sobre geografía económica: “Ecuador, perfil de su progreso”.
Uno de sus últimos libros, editado por la Casa de la Cultura Ecuatoriana, es “Madre Naturaleza” (poemas), canto bucólico con descripciones de Quito y su paisaje, en donde plasma ternura y su acento característico: “Vuelve la lluvia: / sus agujas hialinas / se desparraman con los vientos / sobre los llanos y colinas / y los paisajes cenicientos. / La lluvia viene de la altura / para ablandar la tierra dura. / Desde sus calcinadas ventanas / la invocan las místicas ranas. / La han reclamado los metales, / los hombres y los animales, / los crucifijos silenciosos / de los arboles añosos. / Ha escuchado la voz elemente / de la guadaña incandescente: / la del arroyo, la del nido / y la del hombre arrepentido” (A propósito de la lluvia Madre Naturaleza) Poesía sencilla, sin complicaciones, que en “Llerena tiene un tono muy distinto, muy fraternal hacia los seres humildes, los animales que nos ayudan a vivir, los arboles, el cielo y la tierra”.
 Es manifiesta en este escritor la influencia que en su estilo le ha dado el periodismo, su obra es sin aquellas galas literarias que nos ponen a pensar por largo rato en lo que quiso expresar el autor. En su novela “Oleaje en la tierra” narra la migración campesina a las ciudades, el problema que adviene desde hace muchos años y que hoy no tiene solución por la falta de los elementos económicos necesarios para que el campesino pueda subsistir en su terruño labrando la tierra.
Llerena es hombre de cultura, que hizo cultura sin pretensiones ni poses como las de algunos “domines” de nuevo cuño, ridículos y pedantes.
Falleció el 11 de mayo de 1977.