<< Malo Baltazar Indice M
 

 

Malo Crespo Manuel


Anduvo desde niño las rutas difíciles y gloriosas del triunfo. Estudiante distinguido, laureado en debates públicos, aplaudido en certámenes universitarios, dedicó las luces del espíritu a la incipiente Bacteriología, de la primera mitad del siglo XX. Si Bien Nicanor Merchán y Emiliano J. Crespo son los iniciadores de las arduas disciplinas de la Parasitología y la Bacteriología, entre nosotros, a Manuel Malo Crespo le cupo ser el fundador de la moderna investigación de las causas de las enfermedades transmisibles, por el cultivo metódico de los parásitos, por la identificación del morbo en el laboratorio por la determinación de los caracteres de la enfermedad tanto en el hombre como en el animal de experimento. Profesor de la Universidad de Cuenca, lo fue en altísimo grado. El da principio a la escuela de investigadores que avanza triunfalmente hasta nuestros días. En el curso de su porfiada lucha por esclarecer el secreto de la enfermedad contagiosa, en el laboratorio que le sirvió de trinchera de vanguardia para la docencia, contrajo la terrible Tifoidea. Pocos días más tarde, el investigador ilustre, el nombre de ciencia, vinculado estrechamente al experimento peligroso, deja su vida como holocausto a las puertas de su querido laboratorio.
Dr. Malo Crespo; aun cuando a él la muerte le sobrecogió en el campo de sus investigaciones científicas del Laboratorio. Su prematura muerte hizo que la Universidad perdiera una de sus más conspicuos profesores. A su nombre el Laboratorio que actualmente funciona adscrito al Hospital Civil de esta Ciudad, e inaugurado en 1930.