<< Manrique Pacanis Francisco Indice M
 

 

Mantilla Jácome Carlos


Hombre de empresa, por cuya acción visionaria el Diario “El Comercio” cobró vida, alentado, desde sus inicios hasta hoy, las principales producciones de la intelectualidad ecuatoriana.
Nació el 6 de octubre de 1880, en píllaro, Provincia del Tungurahua. Estudios primarios y secundarios los realizó en Quito. De empleado en la empresa de transportes “La Rápida”, por la virtud del ahorro, va guardando sus medios para poder satisfacer sus inquietudes y ansias de progreso, así, a poco, el país recibe, entre sorprendido y halagado, el establecimiento de una nueva empresa de transportes, “La Reina”, patrocinada por la firma “C. Mantilla Hno.”.
El Ecuador, en ese entonces, atravesaba días de candente actualidad, caracterizados por escaramuzas de guerras civiles y golpes de Estado. Los periódicos existentes, de derecha e izquierda, llevaban la noticia y el comentario a su propia línea de pensar, saltando, en la mayoría de casos, elementales postulados de moral; más podía la pasión por tal o cual grupo que realizar labor periodística autentica.
Junto a Celiano Monge y al dentista Dr. Alejandro Mata, los dos Mantilla –César y Carlos- aportaron sus dineros para la adquisición de una imprenta. Reunido el capital de todos daba la suma de doce mil sucres. La imprenta fue adquirida en los Estados Unidos e instalada bajo la dirección del técnico Carlos Rabadán, de amplia experiencia en estas faenas. Regente de la imprenta fue de signado el Sr. Pedro Momeaux.
El 19 de enero de 1966 sale a circulación “El Comercio”. Edición de 4 páginas, de seis columnas por página, en tiraje de 500 ejemplares, de los cuales sólo se vende 50 y el resto de 500 ejemplares, de los cuales sólo se vende 50 y el resto es repartido al pueblo. Naturales problemas tuvieron los primeros días de esta Empresa; los otros dos socios vendieron sus acciones, quedando sólo los Hermanos Mantilla de capitanes de esta cruzada patriótica. Los primeros redactores de este periódico fueron Alberto Gómez Jaramillo, José Federico Ponce y Francisco Miño.
En 1908 “El Comercio” adquiere taller de fotograbado, en el mismo que está al frente el maestro español Enrique Rodenas. Don Carlos Mantilla aprende este oficio. Desde allí este importante órgano de difusión colectiva trae en sus páginas la crónica gráfica. Los dos hermanos, seguidamente, urbanizan terrenos para venderlos en lotes.
Son los iniciadores del llamado “Quito del porvenir”.
“El Comercio”, en 1921, tiene ocho páginas; alberga en sus talleres un fotoplano que imprime a velocidad de 5.000 ejemplares por hora. Y dos linotipos, además.
 Los Mantilla, se dividen sus acciones en 1935; las instalaciones de “El Comercio” quedan en poder de Don Carlos; la de cines, de Don César.
Carlos y Jorge Mantilla Ortega, hijos de Don Carlos, estudian en el exterior y vuelven a la Patria a coadyuvar con su ascendiente la nobilísima tarea.  
Tesorero del Ferrocarril al Curaray en 1914; Miembro de la Junta de Embellecimiento de Quito en 1927 y 1928. Vocal del directorio del Banco Central; Miembro de la Junta Patriótica Nacional y de la Junta Consultiva de Relaciones Exteriores; Vicepresidente del primer Congreso Panamericano de Periodistas reunido en Washington. Recibió la condecoración “Al Mérito” y la “Sebastián de Benalcazar en el Grado de Gran Cruz”. Otras distinciones, además, reconocieron su imponderable función cívica y social.
Dio ejemplo de laboriosidad hasta el último instante de su vida. Hombre afable y carismático. Falleció en Quito, el 28 de febrero de 1970. Su nombre está siendo debidamente valorado por las generaciones que bastante aprendieron de su lección vital.
“El Comercio”, obra superior de Don Carlos Mantilla Jácome, es hoy uno de los principales órganos informativos de América; en él escriben plumas de reconocido prestigio continental: Germán Arciniega, Uslar Pietri, Raúl Andrade, Ramón Sender, y más intelectuales de esta proporción. Las ediciones normales del Diario, que pronto llegarán a 25.000, son esperadas, anhelantemente, en todo el territorio nacional. Se caracterizan por ser artísticamente realizadas, proporcional y estéticamente distribuidas las páginas. Periódico ponderado, prudente, nada sensacionalista, de un estoicismo a veces extremado. Su actual Director es Carlos Mantilla Ortega.
El suplemento dominical de “El Comercio” hace gala de técnica tipográfica, alienta las expresiones de la Literatura y el arte.