<< Martínez Espinoza Nella Indice M
 

 

Martínez Febres Cordero Cabrera


Deseo te confieses y recibas por primera y última vez la Sagrada Comunión; Dios quiere tu corazón y que creas y esperes en EL”. A lo que el moribundo responde:
Bien yo me confesare para darte gusto; pero prométeme tener cuidado de mi hijo que ni aun está bautizado, ya que no podre hacer nada por él; tu harás mis veces y a tu cargo correrá su educación.
El trato está hecho.
El niño de la historia referida, llegó a ser teniente coronel Francisco Martínez Febres Cordero Cabrera y murió en 1967. Pero en 1951, tuvo un gravísimo percance; en el Oriente ecuatoriano, cayó con dos compañeros militares en la copa de un árbol, desde un avión. A los diez días de agonizar, desesperado acudieron a la intersección del hermano Miguel. En forma inesperada encontraron el camino de la selva y llegaron a un campamento. Ocho días más tarde iban en piadosa peregrinación a la Magdalena a cumplir la promesa hecha al Siervo de Dios, quien seguía velando por su ahijado. (Dato romado de un discurso pronunciado por el H. Eduardo José, en el 62 aniversario de la muerte del hermano Miguel.