<< Mascote Aguirre Francisco Santiago Indice M
 

 

Mascote Aguirre José Eugenio


Los hermanos José Eugenio (de 26 años) y Francisco Santiago Mascote y Aguirre (de 28 años) presentaron sus títulos de bachiller en medicina y cirugía, extendidos por el Real Protomedicato de Lima, el 7 de abril 1820. Ambos habían hecho sus estudios en Lima, y fueron autorizados a ejercer su profesión el 18 de abril 1820. Ya habrá oportunidad de hablar mas de primero. Por ahora basta señalar que fueron los hermanos Mascote los últimos médicos a quienes el Cabildo Colonial dio licencia. El mayor, José llegó incluso a hacerse reconocer como teniente de protomédico, con las justas presentó este título el 6 de octubre de 1820.
 El ultimo teniente de protomédico colonial y por ende el primer republicano, ya que no hubo una remoción general de autoridades fue el doctor José Eugenio Mascote y Aguirre. Presento su titulo el 6 de octubre de 1820. Mascote era hijo del Panameño José Gregorio Mascote y Bravo y de la señora Agustina Aguirre, natural de Piura, que se casaron en la iglesia matriz el 23 de junio de 1794. El doctor Mascote nació el 15 de noviembre del mismo año; estudio en Lima donde se graduó de médico. Acompaño a la expedición de Sucre como cirujano. Fue Padre General de Menores y miembro de la Junta Electoral de 1825. Era médico del hospital de caridad en 1829. Se caso con doña Josefa Fernández y Manrique, de Lima teniendo su casa en la esquina suroeste de las calles Pedro Carbo y Francisco P. Icaza, falleció el 4 de noviembre de 1859, siendo sepultado en el Panteón. El doctor Mascote reclamó, a principios de 1822, el derecho a nombrar flebotomista mayor, el cabildo lo autorizó a hacerlo, reclamándole eso sí, que escogiera al individuo mas apto para el cargo. Pero, como ya vimos, en octubre se arrepintió y nombro maestro mayor de barberos por su cuenta. El reglamento general de Policía creó el cargo de médico titular de la ciudad, que lo designaba el Jefe General de Policía (una especie de Prefecto provincial). El médico titular tenía la obligación de efectuar la visita a los buques que entraban y salían del puerto, asistir a los enfermos que fuesen pobres de solemnidad y cumplir otros deberes de menor importancia. El sueldo era solo de 20 pesos al mes. El doctor Mascote acepto este cargo, que venía a substituir, en substancia, al de protomédico. Al parecer el puesto fue suprimido en noviembre. Pero el Doctor Mascote insistió en que se le continuase pagando su sueldo.
En enero de 1832 el cabildo convino que el cargo era conveniente y volvió a nombrar el doctor Mascote, ahora sin intervención del jefe general de policía pero con el mismo sueldo de 20 pesos mensuales.  
Poemita burlesco intitulado “Lección a los incautos. Vida del insigne jugador Pedro Negrete, escrita por el mismo en su última enfermedad en caracteres taur-manicos y traducida en versos castellanos por un ecuatoriano guáyense.” El ejemplar que poseemos es manuscrito de mala letra y peor ortografía; pero es evidente que se hizo una edición de tan curiosa poesía en Guayaquil, en la imprenta de Vivero, 1836.
No hemos podido averiguar quién fue el autor, cosa rara cuando no hace mucho tiempo que se ha impreso la obra, mas no falta quien la atribuya al Dr. José Mascote, y nosotros lo creemos también, porque hallamos una analogía entre el estilo de los poquísimos versos que conocemos de este, y el de la vida de Pedro Negrete. Como quiera que sea esta no carece de meritos; y aunque no abundante en gracia y chiste, tiene versos fáciles y agradables un fin moral muy recomendable. Las octavas del principio pueden dar la medida del desempeño de toda la pieza, que consta de trescientos veinticuatro versos; si bien el copista que hizo el ejemplar que poseemos ha cometido el grave error de saltar algunos pares de ellos y escritos sextinas en vez de octavas.
José Mascote, ilustrado médico latino, honra de la medicina ecuatoriana de su tiempo, nacido en 1794. Curso sus estudios médicos en Lima y de regreso a su ciudad natal solicito al Cabildo el 7 de abril de 1820 el permiso respectivo para ejercer la profesión en esta ciudad, el que le fue concedido en sesión del 18 del mismo mes. El Virrey del Perú le confirió el titulo de Teniente de Protomédico de la ciudad y provincia de Guayaquil, título que fue legalizado por el Cabildo el 6 de octubre del mismo año.
De su hermano Francisco Santiago, Bachiller en Medicina, y que vino también con él a Guayaquil, sabemos que regresó al Perú y lo encontramos más tarde como Regente de la Cátedra de Fisiología en la Universidad de San Marcos, y cuya fecha de colación de grado corresponde al 25 de julio de 1836.
José Mascote tuvo destacada figuración no sólo como médico sino también como político, filósofo y escritor. Tradujo del latín algunas composiciones poéticas y desempeñó no pocos cargos en la administración pública. Fue Miembro de la Junta de Santidad en 1821 y 22; electo Miembro de la Asamblea Electoral Municipal en octubre de 1825; Alcalde 2° municipal todo el año de 1826; electo Presidente de la Junta Municipal en Diciembre del mismo año; Padre General de Menores para 1828; Médico del Hospital San Juan de Dios desde 1829; Juez de Hecho en 1830 y 1841; Diputado por Guayaquil a la Convención de Ambato en 1835, en la que ataco su figura como partidario del federalismo; Médico de la ciudad hasta el 31 de enero de 1839 en que se suprimió dicho cargo; Presidente de la Junta Médica de Guayaquil, la que dio origen a la Sociedad Médica del Guayas; Miembro de la Comisión que estudio e informo sobre la epidemia de fiebre amarilla en 1842; Representante por Guayaquil al congreso de 1846; Presidente de la Sociedad Médica del Guayas en el bienio de 1850 a 52;Individuo de la Facultad de Medicina de Republica; en 1851 figura como Miembro de la Sociedad de “Instrucción Mutua” que no era otra cosa que una entidad masónica
La posteridad no podrá olvidar la actuación del doctor Mascote frente al flagelo de la fiebre avarilla en 1842, ya en Guayaquil como en la población del Morro. A este respecto, nos dejo impreso su más importante estudio médico titulado Memoria sobre la Fiebre Amarilla que apareció en Guayaquil el año de 1842 publicado en 1844 y al mismo que nos referimos más adelante.
El último Protomédico de la Colonia de Guayaquil fue el doctor José Mascote, quien inscribió su titulo en el Cabildo de nuestra ciudad tres días antes del 9 de octubre de 1820.
Joaquín Mascote, el licitador triunfante, tenia influencias. Miembro de numerosa familia, era hermanos de Francisco Santiago y José Eugenio Mascote y Aguirre, ambos médicos. Este ultimo había acompañado a la expedición de Sucre como cirujano en 1821 y se había incorporado como medico en Quito, en 1829. Por lo pronto, el doctor José Mascote era Concejera Municipal por esta época.
Médico, ultimo Protomédico de la Colonia de Guayaquil, inscribió su titulo en el Cabildo de nuestra ciudad tres días antes del 9 de octubre de 1820. En 1821 no pudo conseguir la vacuna contra la viruela y dos meses después el Concejo la pide al Cabildo de Piura por intermedio del Presidente de la Junta la Sanidad ya que se pensó que Piura o Lambayeque eran los lugares de donde se podía importarla. En 1830 integraba la Junta de Sanidad.  
Presidente de la M.I. Municipalidad de Guayaquil 1826.