<< Mestanza Francisco Indice M
 

 

Mestanza José Mariano


El Gobierno de Carrión en 1867 fingió una conspiración, aprehendió y desterró a seis ciudadanos inermes, y luego aprehendió a los Senadores Mestanza, Pedro F. Cevallos, Portilla, Sáenz y Egas, en actual ejercicio de la representación Nacional. Cada cámara se instaló en sesión permanente, e interpeló por separado al poder ejecutivo. El vicepresidente Arteta ofreció que todo se arreglaría si privadamente iban algunos legisladores a conferir con el Presidente, en el Gabinete Presidencial. Lo hicieron así; y el Senador D. Teodoro Gómez de la Torre, creyendo restablecidas las relaciones entre los dos Poderes, salió, por un momento, del salón de sesiones. ¡Cual no sería la indignación de todos, cuando supieron que había sido también aprehendido!. Entonces las dos cánaras se reunieron y se establecieron en sesión permanente. 
En 1865 García Moreno. Senadores eran los señores Manuel Gómez de la torre, José Mariano Mestanza, Ramón Borja, Manuel Angulo y Pedro Carbo. De regreso de la campaña de Jambelí, una de las primeras providencias de García Moreno, fue impedir que estos ciudadanos concurrieran al congreso; lo hizo fácilmente y del modo más expedito, sin escrúpulo, sin oposición, sin reclamación de ningún genero: a Gómez de la torre y a Mestanza, los expulso a Colombia después de haber exigido fianza pecuniaria al primero, para que no permaneciera en esta ultima republica. Desde entonces residió en Europa el Sr. Gómez de la Torre, hasta después de la muerte del tirano. A los Dres. Borja y Angulo, les envió también a Colombia; pero parece que el primero regreso de cerca de Tulcán, y el otro, de Ibarra, merced a alguna valiosa influencia. D. Pedro Carbo, senador también, se encontraba en Lima, desde antes. El Diputado D. Antonio Portilla fue también expatriado a Colombia. El Diputado D. Agustín Cueva fue reducido a prisión en Cuenca, el 11 de Julio, e iba a ser enviado a Guayaquil, cuando fugo: los oficiales encargados de guardarlo, fueron aprehendidos y remitidos a Quito. El Diputado D. Manuel Páez, de Latacunga, fue sometido a juicio criminal, porque se le atribuyo un proyecto de conjuración, cuando el tirano volvía de Guayaquil.

El 17 de enero de 1869 en Quito no pudieron reunir entonces 100 hombres armados, y solo había juventud entusiasta. En casa del Dr. Pedro José Cevallos Salvador, se hallaban reunidos otros liberales, como los Cnel. Víctor Proaño y Juan Nepomuceno Navarro, los Dres. Aparicio Cornejo y Alejandro Cárdenas, y otras personas Autorizado García Moreno por los Ministros de Estado, había recorrido los cuarteles y mandado salieran a las calles las bandas de música. Le acompañaban varios individuos, miembros de la Sociedad llamada (no se nos acuerda el motivo), del anillo, en la cual figura el joven Manuel Cornejo Astorga. Lo primero que hizo García Moreno fue intimar al presidente Espinosa no saliera de su casa y en seguida mandó escoltas a las casas donde los liberales estaban reunidos. Varios de ellos escaparon: Montalvo y el Dr. Mariano Mestanza se refugiaron en la legación de Colombia y solo fueron aprehendidos el anciano Dr. Manuel Angulo, el Canónigo Nicolás Rivadeneira, D. Javier Sáenz, los sacerdotes Borja y Herrera y todos los que se hallaban en casa del Dr. Cevallos Salvador. Antes de amanecer se ordeno se reunieron una junta, para que suscribiese el Acta de pronunciamiento, que va a continuación. 

Montalvo y el Dr. Mestanza se habían refugiado, como hemos dicho, en la Legación Colombiana, el 16 de enero de 1869, cuando supieron el trastorno de García Moreno iba a ejecutar. Se unió a ellos el joven D. Manuel Semblantes, y todos tres recibieron, al día siguiente, pasaporte y la intimación de salir al destierro. A Montalvo no le fue posible despedirse de su esposa, de su hijo, tierno aun, de una hijita que acababa de nacer, de ninguno de su familia, porque todos residían en Ambato.