<< Molina José Indice M
 

 

Molina Juan de Dios

En 1823 en el mes de Octubre, a iniciativa del señor Intendente se comisiono al ciudadano Juan de Dios Molinas para realizar un viaje a Lima a fin de conseguir la vacuna contra la viruela y traerla, entregándose  le doscientos pesos para gastos y un oficio para el ayuntamiento de la capital peruana en el que se pedía su cooperación.
En Diciembre regresaba Molina trayendo costras y materia purulenta que remitía el Alcalde de Lima don Juan de Echeverría. El mismo Molina se encargo de practicar la vacunación, como para demostrar al público del buen éxito de sus gestiones, y a principios de enero de 1824 presentaba en cabildo extraordinario los niños en cuyos brazos había prendido. Tal éxito fue comprobado por los médicos Mascote, Bravo, y por el cirujano Muguerza (Según se lee en las actas del Cabildo) y este acto le valió a Molina ser nombrado vacunador con el sueldo de treinta pesos mensuales. Al presbítero cirujano Antonio Ruiz Bernal se designo para director de Vacuna asignándose le también treinta pesos al mes; pero como el sueldo era poco para compensar tan grande benéfico, el Intendente acordó oficiar al Libertador para que lo aumentara. 


Molina (Juan de Dios).- Su nombre consta en la Columna de los Próceres. Era Regidor en 1822.
En Febrero de 1821 el Cabildo de Guayaquil lo nombra miembro de una Junta de Vacuna. En de Octubre de 1823 el Intendente lo comisiono para realizar un viaje a Lima a Fin de conseguir y traer la vacuna, entregándosele doscientos pesos para gastos y un oficio para el Ayuntamiento de la capital peruana en el que se pedía su cooperación. En Diciembre regresar trayendo costras y materia purulenta que remitía el Alcalde de Lima don Juan de Echeverría. El mismo Molina se encargo de practicar la vacunación, como para demostrar al público del buen éxito de sus gestiones y a principios de Enero de 1824 presentar en cabildo extraordinario los niños en cuyo brazo había prendido. Tal éxito fue comprobado y este acto le valió ser nombrado vacunador con el sueldo de treinta pesos mensuales.