<< Montalvo Antonio Indice M
 

 

Montalvo Fiallo Francisco


García Moreno proclamado Presidente Interino llego a Ambato en la misma noche del 17 de enero 1869 y puso preso al gobernador, Dr. Francisco J. Montalvo, hermano de D. Juan. Los demás liberales se ocultaron.
El Dr. Francisco Montalvo, sufre el exilio en la dictadura de Juan José Flores.
Se caso Doña Josefa con Don Marcos Montalvo, natural de la villa del Guano provincias de Chimborazo; y ambos fueron progenitores de una de las más numerosas familias, así como de los más recomendables. Don Marcos se dedico al comercio: era persona muy circunspecta, honrado, cristiano viejo, y muy emprendedor y muy valeroso, según lo podemos deducir de una de sus caballerescas aventuras narrada por don Juan con el título de “Los piratas del Guayas”. Después se dedico a cultivar sus fondos, y llego a ser uno de los caballeros más prestigiosos de Ambato. Su hijo el abogado Don Francisco Montalvo, uno de los ecuatorianos más ilustres siendo joven, obtuvo por oposición la cátedra de literatura del Colegio de San Fernando de Quito, y después tomo parte en la política. Don Francisco desempeño varios cargos, porque lo requería el servicio de la causa liberal, o lo que es lo mismo, el adelanto de la patria, como los de Gobernador y Diputado, militar y director de crédito público. “Sucedió por entonces, continua el escritor, que volviese del Perú mi hermano primogénito, desterrado por Flores (esto del destierro nos viene a nosotros de familia) volvió mi dicho hermano y cargo conmigo a la capital”. Don Mariano y Don Francisco: Don Mariano se estableció en un Departamento de dicha Republica: en cuanto a Don Francisco, el hermano a quien se refiere Juan Montalvo en el pasaje citado, salió desterrado en 1844 junto con los patriotas Bustamante y Ascasubí, y no regreso a la Patria sino para cooperar en 1845 a la victoria del partido nacional, ósea al extrañamiento del asesino del gran Sucre. Fue el director del combate del tablón del Machangara en Cuenca, en compañía del General Guillermo Bordeo, y de allí regreso a Guayaquil, donde sirvió la segunda plaza de la secretaria general de la junta de gobierno. Después fue elegido diputado por la provincia del Pichincha a la famosa convención de Cuenca, y en ella relampagueo, a manera de batería de un reducto, contra los proyectos que dimanaban de la intolerancia de secta. “Literato y escritor de los más distinguidos”, le llama un historiador contemporáneo, a pesar de que es enemigo del partido liberal. En el gobierno del Señor Vicente Ramón Roca, elegido Presidente de la Republica por la Convención de Cuenca, fue nombrado Director del crédito público, oficina que el organizo y arreglo de manera que hasta los adversarios lo elogiaron. Parece que don Juan partió por primera vez a Quito, ya fuera de la escuela del maestro Romero, en la época de que Don. Francisco iba a desempeñar en la capital en el cargo mencionado. Concluida y liberales, Don Francisco partió a Cuenca, de donde regreso en compañía del General Ríos, con una expedición que se disolvió en Riobamba.