<< Montesinos Fernando Indice M
 

 

Montesinos Malo Arturo


Autor de “Sendas Dispersas” (Relatos).

“Segunda“(1962) de Arturo Montesinos Malo (1913), que anima e intensifica planteamiento de la novela social con la suspensión y sugestión de la novela de “detectio”. 
Prosista cuencano. Casi toda su vida ha pasado alejado de su ciudad natal, inclusive fuera de su patria; ocupa importante cargo en las Naciones Unidas, como funcionario del Departamento de traducciones. Muy versado en el idioma ingles. Fue profesor de esta materia en la ciudad de Quito, en algunos colegios secundarios, habiendo traducido cuentos contemporáneos del idioma ingles, para reproducirlos con acertadas notas en “Letras del Ecuador”. Órgano de la Casa de la Cultura Ecuatoriana y que conto hasta pocos años atrás con la decidida colaboración de los más prestigiosos escritores ecuatorianos. Jefe de Redacción y Editorialista de “El Nacional”, diario que se publicada en Quito hace algún tiempo. Excelente cuentista. Reside en New York, cumpliendo la función que hemos mencionado anteriormente, sin descuidar su vocación hacia la cultura.
Ha publicado dos libros de cuentos y una novela. Su mejor libro sin duda alguna es “Arcilla indócil”, que obtuviera un premio Nacional de Literatura en 1959, y que le editara la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en el que se “muestra como un cuentista de esmerada técnica. Se percibe la cuidadosa arquitectura de sus relatos, el esmerado dibujo de los personajes, la sabia composición de las escenas. El comienzo y el fin son escrupulosamente escogidos. La manera de hablar de cada personaje es individual, ha sido creada especialmente para él, conforme a su personalidad, a su ambiente social, a su tiempo. Nada es improvisado. Montesinos no crea apresuradamente. Dispone de su tiempo, lo utiliza a su saber, no deja nada en calidad de cabo roto. Todo obtiene su justo remate. En sus cuentos se puede decir que solo esta lo esencial, y que no se ha puesto nada superfluo. Cada palabra, cada incidencia, cada movimiento tienen su papel, su tarea, su función” (Alejandro Carrión: Diccionario de la Literatura Latinoamericana: Ecuador).
El cuento que da nombre al libro “Arcilla indócil” es el que tiene mayor contenido, mayor trascendencia literaria y artística. No es un libro más. La razón: haberle premiado en un certamen nacional de literatura, en verdadero concurso, no de aquellos que estilan hoy en ciertas instituciones de cultura. Basta conocer que el primer premio se lo declara desierto para editar páginas de páginas de cuestiones intrascendentes, correspondientes a menciones que también para no declararse las vacantes, se ha tenido que concedérselas.
Montesinos Malos, a pesar de su ausencia del país, por circunstancias de trabajo, no ha olvidado a la Patria Estamos seguros seguirá creando para dar algún nuevo libro, hecho con amor, primorosamente, como si bordase sobre el papel la palabra.
A más de “Los años inmóviles” se aumenta su producción con “El peso de la nube parda”.