<< Moreno Miguel Indice M
 

 

Moreno Mora Alfonso


Alfonso Moreno Mora (1890-1940), el cuencano fino y rural, que cambio a Baudelaire por el Juan Ramón de las “Arias” (“Jardines de Invierno”, 1969.
Fue doctorado en farmacia; y sobre todo, porque largo tiempo ejerció de Secretario de la  Facultad de Medicina: puesto desde el cual, hacía de hermano mayor de las novelas médicos que iban saliendo a la lucha por la vida.
Alfonso Moreno Mora había muerto esa tarde del 1 de abril de 1940, en que se quedo “dormido para siempre, sosteniendo la frente adusta en la diestra del extremado marfil, con los ojos suavemente entrecerrados, como si siguiera soñando todavía”. Poco conocen de la poesía de Alfonso Moreno Mora las actuales generaciones médicas (y otras no medicas también); por eso queremos en este acápite, solamente recordar su poesía de motivo medico; concretamente, aquel sonetario que hace más de treinta años público, dedicando al doctor Luis Cordero Dávila, fraterno en el color de vivir; grupo de poemas, que en la obra postuma que se publico bajo la dirección de la Casa de la Cultura, corren bajo el titulo de Estampas. Estas estampas, son y fueron vividas, por quienes conocimos y deambulamos por la solariega mansión del Hospital, hace treinta y mas años: estampa que se ve en “Frontispicio de Hospital”. Recordemos también esos bellísimos sonetos de: “En el Anfiteatro”, “El Caso”, “En la Sala Santa María”, etc., y comentamos dulcemente el retrato de “Sor Linda”. Quien pudo dar tan bello nombre a la tierna monjita, que a través del Internado o de las Residencias, fue nuestra compañera de trabajo durante varios lustros? Quien sino el poeta.

10 hermanos (el cuarto)
Moreno Mora Alfonso “Jardines de invierno”. Poesía modernista. Quito 1978. P. 159-197
Incluye otros poemas tomados de “Poesías”.
Escuela de los Hermanos Cristianos
 Benigno Malo
Farmacéutico (u. Cuenca) 1919
Poesías. Cuenca; Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Azuay, 1951
Alfonso Moreno y la generación decapitada. Selección y estudio de Agustín Cueva Tamariz y Eugenio Moreno Heredia.
Sonero rosa La noche mística y lunada- esa tarde dualidad misteriosa, autobiografía, Letras del Ecuador  Quito núm. 59-60 abril – agosto de 1950.