<< Plaza Martin Indice P
 

 

Páez Federico


La actual Escuela Naval data de la época del Ingeniero Federico Páez, en 1936.
Personaje simpático, cortes, benévolo, con el donde camaradería amistosa, llano, inteligente, irónico, despreocupado, realista, de charala amenísima, que hacia las delicias del club Pichincha y de los corrillos de la Plaza Grande. Ingenioso a la quiteña, profesaba un escepticismo del mejor tono y era sumamente cínico a la manera francesa. Hasta 1935 se había contentado con palanquear contratos por medio de amigos colocados en altos puestos, con tal o cual cargo relacionado con su profesión de ingeniero, o con alguna Senaduría por las provincias orientales recorridas en parte cuando joven. Siempre mostro un desinterés político que no podía menos que llamar la atención en medio de la voracidad ambiente, no pertenecía seriamente a ningún partido y se reía de todos.


Nacido en la capital de la republica del Ecuador, el Sr. Federico Páez curso sus estudios primarios y secundarios en el afamado Lycee Hoche de París, continuando, luego, su educación superior previa a la obtención del título profesional de ingeniero, en las Universidades de Gante y de Bruselas. Su larga permanencia en los más importantes centros europeos, en los cuales ha seguido sus estudios el jefe Supremo del Ecuador, forma la más fuerte credencial en su favor. Páez convoco en 1937 a una Asamblea Constituyente, cuya finalidad primordial era la de proclamarlo Presidente Constitucional de la Republica, de acuerdo con la vieja fórmula política tantas veces practicada en el Ecuador, pero el General Alberto Enríquez Gallo, su Ministro de Defensa y ahijado, canalizo el descontento y disolvió la Asamblea Constituyente que Páez había convocado, terminado con la dictadura de este, e inaugurando la suya el 23 de Octubre de 1937. El ingeniero abandono el país y volvió a él, después de algunos años de destierro voluntario, para dedicarse a ocupaciones privadas en la capital de la Republica en donde murió en 1974, en avanzada edad. Intento publicar sus memorias con el título “Explico”.

Jefatura Suprema Sr. Ingeniero Federico Páez. Septiembre 26 de 1935 -octubre 22 de 1937.
La expedición Álvarez -Tufiño, como el Ingeniero Páez, encontró también una persona que les dio un itinerario con que irían sin obstáculos por el tulebrillas al Morona, pero colocados en el sitio resulto que, “apenas habríamos avanzado una legua en la pica, dice el informe de la expedición referida, cuando nos convencidos que era imposible continuar por allí”. En 1912, el Director de Obras Publicas, don Federico Páez, refiriéndose al ferrocarril al Curaray, dice: “Esta línea no ha pasado del estado de proyecto, pues la administración anterior dispuso en objetos enteramente distintos de los fondos destinados a ella”.