<< Parames Alonso Antonio Indice P
 

 

Parames Antonio


Hubo nuevos legados para el colegio a reabrirse, en 1816, como seminario de San Ignacio de Loyola, Antonio Parames, quien murió en 1818, llego la renta de 43.464 matas de cacao por valor de 12.000 pesos 7 ½ reales y una cantidad de joyas, para el establecimiento de una cátedra de filosofía, matemáticas, y dibujo. Las joyas se vendieron en 2.644 pesos 5 ½ reales, que se entregaron a Pedro Santander, depositario de las rentas del Seminario. Don Pedro, aunque tan dedicado como servidor público como siempre, era ya un hombre de edad, y tuvo sus dificultades en recaudar el producto de las huertas de Parames. Hacia febrero de 1822 había percibido solo 280 cargas de cacao de los arrendadores. Entre tato, el Semanario había cerrado sus puertas temporalmente, puesto que las exigencias de la campaña de la Independencia obligaban a la Provincia libre a utilizar las rentas del colegio para el esfuerzo bélico.