<< Parra Nicanor Indice P
 

 

Parra Velasco Antonio


Un eterno e indeclinable defensor de la soberanía territorial acaba de perder el país con la desaparición del jurisconsulto Dr. Antonio Parra Velasco quien en su fructífera trayectoria diplomática mantuvo una posición ideológica que lo convirtió en un sobreviviente de los ideales bolivarianos al más alto nivel cultural tanto en Europa y América.  
La muerte del Dr. Parra Velasco, ocurrida en la madrugada de ayer, deja un profundo vacio en la cultura, en la docencia, en la Literatura, en el ámbito de las Relaciones Internacionales del país, que difícilmente se podrá llenar y reemplazar.


Educado en importantes instituciones de Francia, como el Liceo Janson de Sailly y en el colegio Saint Dominique y Lacordaire y doctorado en Jurisprudencia y Ciencias Sociales en la Universidad de Guayaquil, desempeño importante funciones públicas dentro y fuera del país.
Desde muy joven inicio su actividad política; ejerció la función de secretario de la Gobernación del Guayas, concejal y vicepresidente de la Municipalidad Porteña, tiempo en el cual se opuso a la tala de árboles de la ciudad y al contrato con la Empresa Eléctrica Inc.; fue ministro de Educación y de hacienda en el primer Gobierno de Velasco Ibarra y en el Gobierno del Ing. Pons: Fue diputado por Guayas en la Constituyente de 1945; ocupo el Ministerio de Relaciones Exteriores en el Gobierno de Carlos Julio Arosemena Tola, en el que convoco la Conferencia Económica Gran Colombiana y se suscribió la Carta de Quito, primer intento de integración latinoamericana.
Por una sola ocasión se postulo a la Presidencia de la Republica haciendo el binomio con el Dr. Benjamín Carrión.
En el ámbito diplomático fue embajador del Ecuador en Francia, Inglaterra y Venezuela, en este ultimo por dos ocasiones.
El Dr. Parra Velasco siempre mantuvo una posición de defensa de la integridad territorial y fue así que evito que las islas Galápagos fueran cedidas de alguna manera en su soberanía luego de la guerra (cuando era diputado de la constituyente en 1945) en que fueron ocupados como base militar por tropas norteamericanas y gracias a esa oposición de arrendamiento la comunidad internacional conoció la indeclinable posición ecuatoriana frente a la soberanía de las islas.
En la VII Conferencia Panamericana de Montevideo (1933) expuso su doctrina de la solidaridad obligatoria de los pueblos hispanoamericanos (Doctrina Parra Velasco que es reconocida internacionalmente). De igual forma concurrió a diversas conferencias internacionales como representante del ecuador teniendo una importante participación.


“El país y América hispana pierde a su más importante tribuno en la gran tribuna del pensamiento. Durante 6 décadas no cambio su posición ideológica; toda su actividad lo condujo a ser un sobreviviente  de los ideales bolivarianos. Sus principales logros a favor del país fue la Carta de Quito de 1948 que provoco la unidad económica de los países latinos”, expreso Reinado Huerta Ortega, ex director del colegio de diplomático.
Agrega: “En lo personal el Dr. Parra se caracterizaba por el tono apacible con que hacia sus sugerencias, con una delicadeza infinita, con caballerosidad insuperable pero con una terca y ardiente voluntad de no ceder en ningún momento la defensa de la posición ecuatoriana en la nulidad del Protocolo de Río de Janeiro, en las 200 millas del mar territorial tanto en continente y alrededor de las islas, esto significaba la negativa a aceptar la convención de Jamaica que está por firmarse en Ecuador; la defensa de Galápagos como soberanía de la Patria y solidaridad a favor de la paz”.          
El Dr. Parra Velasco fue brillante abogado y jurisconsulto fomentando la ciencia y la cultura; sentó su cátedra en las aulas universitarias como profesor de las facultades de Economía y Jurisprudencia, además fue Rector de la Universidad de Guayaquil.
Fundó en 1952 el Colegio de Diplomacia y Ciencias Internacionales. Hasta sus últimos días presidia la Sociedad Bolivariana de Guayaquil.
El funeral tuvo lugar en el Cementerio General de la Junta de Beneficencia y Ciencias Internacionales, entidad que él fundara en 1952.  
Su fallecimiento se produjo en la madrugada de ayer después de que estuviera internado en la clínica Alcívar por 10 días tenía 94 años de edad.
La desaparición de tan insigne patriota causa gran pesar en todos los sectores del país y de países vecinos. Sus restos mortales fueron velados inicialmente en su residencia donde únicamente acudieron familiares y amigos muy cercanos.
Posteriormente fueron trasladados hasta el Instituto de Diplomacia. El sepelio se efectuó a las 17h00, en el cementerio general de la Junta de Beneficencia con los auxilios de la religión cristiana.
Con la muerte del doctor Antonio Parra Velasco se extingue la vida de un ilustre guayaquileño que se destaco como maestro de juventudes, abogado, político y brillante diplomático e internacionalista.
Hijo de Francisco Parra Díaz, ciudadano español nacido en Montevideo y de Rosa Velasco, riobambeña, nació el 17 de diciembre de 1900. Realizo sus estudios en Francia (Liceo Janson de Saily) y en la Universidad de Guayaquil, donde se graduó de abogado. Contrajo matrimonio con doña Maura Gil Arizaga, con quien procreo a sus hijos Dr. Francisco Parra Gil, casado con la señora Mariela García Caputti; Doña Maura Parra Gil, casada con el señor Rafael Ferreti Benítez; Dr. Antonio Parra Gil, casado con la señora Martha Valverde. Doña Fernanda Parra Gil, soltera, y a Don Simón Parra Gil, casado con la señora Carolina boyd.
 Son sus nietos los Parra Alcívar (Ing. Ramiro, casado con la señora Isabel Cerezada; Daniela casada con Don Joaquin Orrantia Vernaza; Santiago y Camila solteros, los Ferreti Parra (Ing. Rafael, casado con Patricia Meyer; Andreina, casada con el señor Victor Aycart; Francisco y Fabricio, solteros; Flavia, casada con el señor Rodrigo Hutsberg); los Parra Arosemena (Ab. Sandra, soltera, y Ec. Sylvia, casada con el señor Carlos Aldunate Valverde); los Parra Valverde (Antonio y Valentina, solteros); los Parra (Antonio Constantino y Gina Fernanda Parra Gil); y los Parra Boyd (Simón y Alejandra, solteros).


Fructífera Vida
 El Dr. Antonio Parra Velasco, uno de los mas destcados estadistas ecuatorianos, nació con el siglo que termina, hijo de Francisco Parra Díaz, español nacido en Uruguay, y de Rosa Velasco, riobambeña. Casado con Doña Mora Gil Arizaga. Son sus hijos el Dr. Francisco Parra  Gil, el Dr. Antonio Parra Gil, don José Parra Gil, Maura Parra Gil, Fernanda Parra Gil, y Alvarito Parra Gil.

Rector de la universidad de Guayaquil de 1957 a 1963.
El Gobierno Nacional ha realizado un acto de justicia al conceder la Condecoración “Al Merito Diplomático” al doctor Antonio Parra Velasco, ex canciller de la Republica, en reconocimiento a su actuación en el campo internacional, donde ha ejercido la representación del Ecuador en diversos países de América y Europa.
Pero, aparte de esto, su actuación como catedrático de Derecho Internacional, acredita una labor que, realizada a través de muchos años, imprimió un nuevo rumbo a la función docente, con ánimo de crear un espíritu de solidaridad entre los pueblos hispanoamericanos, consecuente con la doctrina de la que es autora conceptuada como uno de los aportes más valiosos dentro del sistema regional al que pertenecemos. Y como Canciller de la Republica, al convocar la Conferencia Económica Gran colombiana que tuvo lugar en 1948, consiguió la suscripción de la Carta de Quito, adelantándose con esto a mucho de lo que se ha hecho a favor de la integración de nuestros países.


No menos importante fue su intervención en la IX conferencia Interamericana que conformo la Carta de la Organización de Estados Americanos, en la  que sostuvo la tesis de que los tratados internacionales no solo son revisables por acuerdo entre las partes, sino también por los medios establecidos en el Derecho Internacional. Y si no consiguió lo último, obtuvo en cambio que quedara sin efecto lo primero, que equivalía a decir que el Protocolo de Rio de Janeiro solo puede ser revisto con la previa aceptación del Perú.
El 6 de junio de 1944 el consejo Directivo de la Universidad de Guayaquil formo una terna para designar al nuevo Rector. La votación arrojo el siguiente resultado: Dr. Alfonso Belisario Larrea Alba, con 177 votos, Dr. Rafael Mendoza Avilés con 124 votos, que salió electo y Dr. Antonio Parra Velasco, con 110 votos.
 Entonces el Dr. Parra Velasco figuraba como hombre de derecha.
Después se hizo antiyanqui y pasó a formar las izquierdas.
Muy joven viajo a Europa y estudio en Paris, donde se graduó de Bachiller en Filosofía en la Universidad de la Sorbona. Después regreso a Guayaquil y estudio leyes, graduándose de abogado y Doctor en la U. del puerto.
En 1926 asistió al congreso de periodistas de Washington. Participo en los debates realizados en Guayaquil, entre los estudiantes de la U. de Guayaquil y los de la U. de Yale en los Estados Unidos 1930. Delegado del Ecuador a la conferencia Panamericana de Montevideo en 1933. Autor de la doctrina “Parra Velasco” (Interdependencia económica y política de los países de América).- Candidatizado en 1944 a Diputado a la Asamblea Nacional Constituyente por el frente electoral Velasquista de las derechas, asistió a la Asamblea, aunque la lista pedio frente a la ADE. (Por las minorías).