<< Pereira Indice P
 

 

Pereyra Castro Alejo Giraldes


Parece que todo el problema de fines del siglo XVIII residía en el Escribano. Alejo Giraldes Pereyra  y Castro le fue otorgado su titulo de Escribano del Cabildo de Guayaquil el 25 de marzo de 1778 y el de Escribano y Notario Público de Indias, tres días más tarde. Más estos eran, al parecer, solo confirmaciones, se había posesionado de su cargo y del Archivo el 28 de junio de 1774, después de presentar una Real Provisión (de la Audiencia del Virrey). El 3 del mismo mes en que se le Expedia sus títulos en la metrópoli se caso en la catedral de Guayaquil con doña Clara Luz Rodríguez Plaza, y un año tres días más tarde hacia información de nobleza ante el cabildo de Guayaquil. Su nobleza resulto ser solo de escudos. En septiembre de 1789 pretendió que el cabildo le confiriese una certificación de buena conducta. Nos desayunamos que sus tres sonoros apellidos no lo salvaban de una mala fama. Según se manifestó en el cabildo, era tenido “por hombre perjudicial….por excusarse siempre de pagar lo que legítimamente debe, sin embargo que disfruta de alguna comodidad, como lo demuestra el porte de mesa y decencia de su familia. Su mujer era de familia adinerada.


Podría creerse que su fama de mal pagador la adquirió por tratar de mantener un tren de vida incompatible con sus limitadas posibilidades. Figuraba incluso como ç2uno de los principales fundadores de la capilla del astillero” aunque esto podría ser una especie de expiación por lo que comentaremos luego. Sea cual fuese su reputación como pagador, continuo actuando como escribano del cabildo hastas el 3 de abril de 1812 en que por renuncia y cesión de Guiraldes lo substituyo Juan Gaspar de Casanova, su  hijastro. Lo mas que se puede decir de Guiraldes es que falleció a los 100 años de edad, el 17 de octubre de 1815. Los que más deberías callarse es el dudoso privilegio de ser el primer drogadicto que registran las actas de nuestro cabildo. Con esto se explicaría el inusitado desorden que prevaleció mientras ejerció su cargo, y aun la desaparición de documentos.