<< Peti Romualdo Indice P
 

 

Petit


Si hubiera presidio acuerdo entre Mena y el Presidente Flores hubiera este esperado tranquilo el resultado de la concentrada intriga. Sucedió todo lo contrario. Flores no perdió un solo minuto en ponerse en marcha con todas las tropas que pudo reunir, haciendo adelantar aceleradamente al Coronel Otamendi con un regimiento de caballería que estaciona más cerca de la costa. Este infatigable Jefe llego a Sabaneta el 20, precisamente el mismo día en que Rocafuerte era proclamado Jefe Supremo, sabiendo en ese lugar que el pueblo de Babahoyo estaba ocupado por algo más de cien hombres enviados de Guayaquil a las órdenes del Coronel oses y del comandante Petit continuo su marcha y los sorprendió por la noche matándoles algunos hombres, tomándoles unos pocos prisioneros y dispersando el resto. Entre estos se hallaba e joven Roberto Ascasubí no de los que desterró el Gobierno y que con sus compañeros Moncayo y Muñiz habían recobrado su libertad con la revolución de Mena. Lo que ocurrió entonces puede tomarse como muestras aunque pequeña del estado social del Ecuador. Otamendi se creyó autorizado para imponer la pena de muerte a s prisionero. Afortunadamente los amigos del Gobierno que veían con horror semejante atentado interpusieron su flujo. Varias señoras, acompañadas de la esposa de Otamendi, se presentaron en la plaza y al fin consiguieron salvar a Ascasubí que quedo libre bajo la fianza del Coronel Sucre, mientras el Gobierno disponía la conveniente.