<< Plaza José Mariano Indice P
 

 

Plaza Lasso Galo


Tres candidatos se presentaron  para las elecciones de Junio de 1948: Manuel Elicio Flor por el partido conservador, Galo Plaza Lasso por el Liberalismo y un grupo de independientes, y el General Alberto Enríquez Gallo por el socialismo y elementos de izquierda. El triunfo favoreció con estrecho margen a Galo Plaza Lasso que se convirtió en el trigésimo quinto Presidente Constitucional del Ecuador.  “Nací en la ciudad de Nueva York, el 17 de febrero de 1906, cuando mi padre el General Leónidas Plaza Gutiérrez, desempeñaba el Cargo de Ministro Plenipotenciario. A poco regrese a quito en donde realice mis estudios primarios en la escuela del Dr. Pedro Borja, y el Colegio Mejía, los secundarios, guardándome de Bachiller en 1925. Posteriormente regrese a EE.UU. A estudiar agricultura y Economía en las universidades de California y Maryland y Derecho internacional en la Georgetown. A raíz de esta época me valí de mis propios medios para subsistir con la venta de manzanas y periódicos en las esquinas de Nueva York, pasando luego a trabajar como  “sobrecargo” de la compañía Grace.
Pero desde 1930, se abre otro horizonte en mi vida, al ser designado agregado a la Embajada ecuatoriana en Washington. La muerte de mi padre acaecida el año siguiente, me obliga a regresar al país. Ante mi madre (Avelina Lasso), me comprometí solamente a trabajar con ahincó en la administración de los bienes de la familia, en ese entonces, en peligro de naufragar.


“Mi intervención en la vida política comienza en 1936 continua don Galo al ser designado Concejal y luego Presidente del Consejo Municipal de Quito. Una de mis obras, fue la adquisición de los terrenos no “La Carolina”. En 1938, viajo como Presidente de la Legación ecuatoriana a los primeros juegos Bolivarianos.
Fui escogido, siendo aun muy joven como Ministro de defensa en los Gabinetes del Dr. Aurelio Mosquera y Andrés F. Córdova. Llega 1944 y se me designa embajador en Washington, hasta 1946 en que renuncio por discrepancias con el Presidente Velasco, quien no creía en la democracia. Tres años más tarde, serví a mi Provincia de Pichincha como Senador, hasta que llego el año de 1948, año de las elecciones presidenciales y con poca diferencia de votos con el candidato contrincante, fui elegido primer Magistrado para un periodo de cuatro años. De Presidente del grupo de Observadores de las Naciones Unidas en el Libano, en donde Juntamente con el Secretario de la Onu, realice un papel de pacificador. Luego en el Congo (1959); luego en Chipre como representante del Secretario General de las Naciones Unidas U-Thant en el conflicto de 1964. La mediación, como les consta fue eficaz. Hay otra de las se habla poco, como aquella que me toco desempeñar en nombre del señor Dag Hammarskold y que no se cumplió en 1956 con motivo de la invasión rusa a Hungría. Los rusos vetaron la presencia de las Naciones Unidas y tuve que regresar. Algo más en el año de 1965, el segundo en comando en las Naciones Unidas y ganador del Premio Nobel de la Paz, presento mi nombre para este mismo premio, en vista de mi actuación en Líbano;  Congo y Chipre; pero en un momento dado, alguien quiso se diese al Secretario Gral. U. Than, se hizo el lio y el Premio no se dio ni a uno ni a otro, sino a Naciones Unidas”. “En momento difíciles para América Latina en sus relaciones con Estados Unidos y el periodo de la crisis que vivía el sistema regional, fue presentada su candidatura para la OEA (Organización de estado Americanos). Plaza decolo por sus ejecurias entre todos los candidatos y su designación renovó las esperanzas de las latinoamericanos que estaban desilusionados de ver en permanente crisis a su organismo. Plaza desarrollo una buena labor. Se eligió en portavoz de las aspiraciones de estos pueblos frente a los estados Unidos 1968-1975. “Las cancillerías Americanas tendrán siempre fresca la figura respetable y vigorosa, cordial y sencilla, de quien supo interpretarías con reciedumbre y delicadeza al mismo tiempo.

Quito – en la tarde de ayer falleció en esta capital el ex Presidente de la Republica, Galo Plaza Lasso, a consecuencia de una dolencia cardiaca, a los 80 años de edad.
Datos Biográficos
 Galo Plaza nació el 17 de febrero de 1906 en Nueva York, cuando su padre el gral. Leónidas Plaza Gutiérrez desempeñaba el cargo de Ministro Plenipotenciario del Ecuador en los Estados Unidos de América. Su madre fue Avelina Lasso Ascazubi de Plaza. Su padre, el Gral. Leónidas Plaza, fue Presidente de la Republica dos veces de 1901 a 1905 y de 1912 a 1916.
Galo Plaza Lasso estuvo casada desde 1933 con Rosario Pallares Zaldumbide, quien le sobrevive. Tuvo seis hijos y 22 nietos.


Su educación primaria la recibió en la escuela Borja de esta Capital y se graduó de bachiller en la Mejía. Estudio agricultura y ganadería en las Universidades de California y Maryland, y derecho Internacional en la Escuela de Servicio Exterior de la Universidad de Georgetown.
Su primer cargo público fue de agregado a la Embajada en Washington de 1930 a 1931. Comenzó su carrera política en 1935 dentro del partido Liberal Radical. Fue Presidente del Concejo de Quito de 1936 a 1939. Desempeño el cargo de Ministro de Defensa en 1939, durante la Presidencia del doctor Aurelio Mosquera Narvaez.
Fue embajador del Ecuador en Estados Unidos de 1944 a 1946, durante la segunda administración del doctor José María Velasco Ibarra. Como tal en 1945, junto con el entonces Canciller. Camilo Ponce Enriquez, asistió a la Conferencia Internacional de San Francisco donde se firmo la Carta Constitutiva de las Naciones Unidas.
En 1947 fue elegido Senador por los Agricultores de la Sierra. En 1948 fue elegido presidente Constitucional de la Republica, y en 1952 entrego el mando al doctor Jose María Velasco Ibarra, produciéndose en 28 años la primera sucesión presidencial de un Gobierno Constitucional elegido por el pueblo a otro elegido de igual forma. Posteriormente fue Mediador de la organización de las Naciones Unidas en Chipre. El Libano y en pongo, con gran suceso, gracias a lo cual se discernió el Premio Nobel de la Paz a la ONU, pese a que inicialmente fue postulado el personalemente.